GEO BOGZA


Blejoj-Rumania, 1908-Bucarest, 1993


RECUERDOS DE POLONIA

I

En Varsovia, una chica me decía:
si deseas acariciarme, no me opondré
si deseas besarme, dejaría que lo hicieras
dejaría que me desnudases los senos.

Pero has de saber que a mi padre lo fusilaron los alemanes
y a un hermano mío lo quemaron en los hornos crematorios.

Si deseas acariciarme, yo no me opondré
pero debes saber que todos estos muertos aúllan dentro de mí
y yo entera, entera soy de cenizas.

Bésame pero que no te sepa amarga.

II

En Cracovia, una chica me decía:
si lo deseas puedes abrazarme
si lo deseas puedes acariciarme los senos
pero jamás me compres abalorios.

Tenía trece años cuando los alemanes
ahorcaron a mi madre, de un árbol en la calle.

Si lo deseas podemos atravesar a nado el Vístula
pero no me digas que mi cuello es blanco y bello
y jamás me compres abalorios.

(Traducción del rumano de Vicente Gutiérrez Escudero)

XIII

Ese otoño, Ioana María,
he vivido las tardes más tristes de mi vida.

Tardes,
en que la niebla penetraba furtivamente en la ciudad.
Difíciles corrían las horas hasta el día
y yo te echaba de menos, Ioana María.

Hubo tardes cuando te echaba de menos
como echan de menos los sonámbulos a la luna,
pero tu siempre estabas en otra parte,
difíciles corrían las horas hasta el día
y la niebla penetraba furtivamente en la ciudad.

Tardes,
cuando te he echado de menos, Ioana María.

(Traducción del rumano de Omar Lara)

No hay comentarios:

Publicar un comentario