ÖSTEN SJÖSTRAND

Gotemburgo-Suecia, 1925 - Estocolmo, 2006

LA MÚSICA OCULTA

La música oculta de la corteza terrestre.
La hora de la acumulación de estrellas galácticas.
La hora del aguzanieves.
Una vez:
un movimiento oceánico,
una ola qué imitar.
Ahora: los innumerables,
granos de polvo iluminados por el sol que palpitan
en todas las ventanas que se abren.
En el rosetón de las ecuaciones.
En la catedral de las matemáticas
un mundo, que sin embargo vive
con nosotros, con los sentidos del hombre,
con hombres que miden
que descubren, nuevas huidizas
galaxias más allá del horizonte
y se extienden hacia el eco
de voces, más allá del hielo del mar
y más allá de la capa de hielo de la corteza terrestre
y las noches de insomnio
en ciudades, donde desciende el nivel de las aguas subterráneas
voces que amábamos, amamos
paciente, incansablemente,
intentamos liberar la materia misma,
el espíritu congelado.
Una vez: la hora del hombre.

Traducción Francisco J Úriz

NUBE TRAS NUBE

Nube tras nube
de fuego infernal-
Nubes de destrucción
de odio y abstracciones-
Y nosotros los que vivimos, todavía respiramos
en el recuerdo de otra vida.
Pero nuestra vida es ésta:
estroncio y tedio.
Y la epidemia mantenida en secreto
se va propagando, ¡ya nos ha invadido!
nos ha separado de nosotros mismos, ha separado
las manos de la cabeza, el cuerpo y el sexo
del corazón, ha separado al hombre de la mujer,
como al Este del Oeste-
Nube tras nube-

Qué milagro, que este mundo en el mundo
emita todavía su radiación,
que el regazo, el pecho y los labios
perciban todavía el débil eco
y que los ojos se encuentren:
el motivo secreto
de otra vida.
Pero ésta es nuestra vida: estroncio y tedio.
Cesio y el vacío.
Rocas cerradas, habitaciones cerradas.
Odio frente a odio.

Un espacio que no respira,
un espacio petrificado.

Los árboles, los animales se van consumiendo como nosotros
en este país del desamparo-

Nube tras nube
de fuego infernal-
Nube de destrucción
de odio y abstracciones-
Esta es nuestra vida.
Mientras la ceniza va cayendo, cayendo...

De "De gatfulla hindren"

  

No hay comentarios:

Publicar un comentario