LEONARDO CASTELLANI, SACERDOTE



Reconquista, provincia de Santa Fe, Argentina, 1899 – Buenos Aires, 1981


ORACIÓN A SANTA TERESA


Yo trabajo, Teresa, y tú con este 
trabajo mío, teje la victoria 
piedra filosofal, Circe celeste 
haz oro de mi escoria.
Si es verdad que Él nació, vistió mi veste 
mortal, penó por ti, nos dio su gloria; 
antes que acabe mi mortal historia 
¡ay! hagamos por Él algo que cueste...
Teresa de Jesús ... hermana mía... 
no merezco llamarme de Cepeda, 
sé por lo menos mi adoptiva tía.
Y en ésta de la vida extraña rueda 
sé tú la espola de la hilandería 
y yo el gusano lánguido de seda ...
Y trabajemos mientras es de día 
yo todo. . . casi todo lo que pueda 
y todo lo demás, su señoría...

Buenos Aires, 7 de diciembre de 1946, partida
-----------------------------------------------------------
Caí en el mar, enséñame a nadar 
mas no como he nadado hasta el momento
treinta años hablar solo ante un altar 
se agota mi discurso y argumento 
rompe,- oh Señor, a hablar.
Tú que hiciste la lengua rompe a hablar 
y haz verdadero el fabuloso cuento 
de que en la gota está incluido el mar 
y hay entre Dios y el hombre parlamento 
y en la gota está el mar...
Teresa lo enseñó, mi dulce hermana 
necesito sacar la lotería 
haz que se abra de golpe una ventana 
en el alcázar de reina María 
y una luz superior a la del día 
rompa en mi noche fria y africana ... 
Parece un cuento la esperanza mía.

Génova, 9 de enero de 1947

MEMORARE

Acordaos, oh Reina sin pecado 
que en el mundo jamás se oyó decir 
que ninguno después de requerir 
vuestro socorro, fuera abandonado.
Desta confianza tímida animado 
también yo traigo al trono de zafir 
triste pasado, incierto porvenir 
huérfano corazón desamparado.
Virgen madre de vírgenes y mía 
no desechéis mis súplicas, clemente 
pía y dulce Maria.
Antes bien, inclinando amablemente 
materno oído a la boca bravía 
romped de un golpe fabulosamente 
las cadenas de mi melancolía

SAN LUIS GONZAGA

El santo que murió sin hacer nada 
y que a su madre no miraba fijo 
raza de Borgias, del seiscientos hijo, 
pero más hijo de la Inmaculada ...
Hoy ante su sepulcro su mirada 
el gran secreto virginal me dijo 
el de su santidad arcano artijo 
vacua al impío, y al vulgar cerrada.
Dios, de la tierra y de la mar violenta 
hace el ornato inmenso y lo sustenta 
y ad modum laborantis lo trabaja 
con una voz y un dedo solamente ...
Pero su corazón atentamente 
al interior del doble mundo baja 
y, lento orfebre, laboriosamente 
la oculta perla y el diamante cuaja.

Roma, 24 de abril de 1947

ORACION AL ANGEL DE LA GUARDA


Voy a saltar. . . -dijiste tú: no cejes. 
Voy a saltar, oh Ángel del arcano. 
Voy a saltar, tú tómame la mano, 
Sea bendito el riesgo. No te alejes ...
Salté ... siento el vacío y que los flejes 
crujen del alma fuera de lo humano. 
Siento el vacío y el abismo insano. 
Sea el riesgo bendito. No me dejes.
Toco en firme otra vez... Otra vez siento 
viento humano orear el pensamiento 
y el color de la tierra que solía ...
Y la ilusión, color de tierra impura, 
por el temor podada, y la aventura ... 
pero tú no me sueltes todavía ...
Ángel de arcano y de melancolía

ORACION A SAN ALEJO

"Alejo, noble romano, por amor a Cristo y merced a un particular aviso divino, 
dejó intacta a su esposa la noche de bodas y emprendió noble  
pero era triaca de mi cruel dolor 
mujer, de olvido saludable taza
compro contigo una más alta flor 
el abrazo que al tuyo sobrepasa 
en la inmortalidad del Buen Amor.
No sé lo que es. Es cien veces mejor.
Cristo en cruz, siento un bien casi infinito 
en el cuerpo nupcial de la mujer
este milagro de beldad gratuito
yo ¿cuándo lo he podido merecer?
Tú te hiciste por mí como un maldito.
Oh pobre Dios de carne en cruz ayer
el éxtasis carnal sin conocer
Tú impusiste a tu carne un inaudito
padecer.
¡Oh abrazo abierto para ser clavado!
veme aquí como Tú inmovilizado.
Es mi noche nupcial, la inmensa y muda
felicidad... Yo beso tu costado
y con el gusto de tu sangre cruda
huyo del paraíso que me has dado ...
¡Cuida mi virgen hermanita viuda!
Yo he sido el pobre bajo la escalera 
veintiaños. Hice un hecho de osadía. 
Oh Dios, te di más dé lo que debía 
en locura amorosa y altanera.
Holocausto viviente día a día 
que un dardo de dolencia trasverbera 
loco te di lo que bien mío era 
la carne virgen de la esposa mía.
Pobrecita, Sin venia y sin derecho 
yo la inmolé a tu abierto corazón. 
Oh Dios, ¿qué te parece lo que he hecho?
Pero Tú fuiste el fuerte galardón 
Tú la elevaste al nido de tu pecho.
Hoy muero. Ella no sabe. Éste es mi techo.
Yo soy nada. ¿Qué importa mi pasión?

FE

He comido tu pan 
he bebido tu vino 
una noche de afán 
sin gula y sin camino
Tu pan era tan fofo corno el pan ordinario 
tu vino era tan soso como el vino diario.
Sin embargo me alcé 
a tantear la huella 
una noche de fe 
sin la menor estrella.
¡Oh Lejanísimo! 
sin una sola estrella.

¿DÓNDE ESTA DIOS?

"-Por ái' "
¿Dónde está Dios? Por ái. Está en los justos 
y está en los pecadores 
en los templos vetustos 
y en la efímera pompa de unas flores.
Para que no lo adores 
semanalmente sólo, a plazos justos 
está en la noche insomne de disgustos 
y en la aurora de férvidos colores.
Escondido en el fondo de tu fuerte 
paciencia o tozudez y en esa frágil 
tenue esperanza de vencer la muerte
y en esa atada inteligencia ágil 
reina cautiva que conoce cierto 
que hay una puerta y -no sé dónde- un Puerto.

PRELUDIO AL SILENCIO

No gastes al tuntún más estampillas
-aquí llamadas sellos
ni tinta papel pluma sobre y fósforo
oh amador del silencio.
No gastes tu literatura
con quien no entras en entendimiento.
A los que oír no quieren no les grites
ni discutas con los que tienen miedo
de la verdad, que la verdad es cosa
tan escasa y valiosa en estos
bienaventurados
tiempos
que no hay que desperdiciarla
con los a ella poco abiertos
con los que no la hambrean día y noche
con fauces de silencio
con los que no sabían -ni sabrán
que tenías corazón en el pecho.
Déjalos,
el mundo es grande y Dios es nuevo.
Algo tendrás que hacer ¡oh duro! antes 
de morir cuando no te has muerto ... 
Déjales la satisfacción cumplida 
de saber que eso 
no ha sido 
culpa de ellos 
déjalos que se pierdan de tu vista 
y de tu recuerdo 
piérdete de una vez y, para siempre
en el silencio
honra a tu Dios con la total ofrenda
del tranquilo silencio
encláustrate en el claustro que ya sabes
interno
y haz en ti
el silencio
también -y ante todo
para dentro.
No envidies más a los felices 
a los que saben con sus anestésicos 
pasar al lado del humano dolor, 
mecanizados y siniestros 
suscitando despegos a su paso 
o haciendo iniquidades sin saberlo 
y se van de este mundo, como dicen 
las mamás a los niños al mecerlos: 
-si eres malo ninguno te querrá- 
sin que nadie quiera quererlos. 
Y tú te irás y falta poco y quiera 
Dios que sin hacer daño ni siquiera 
a un perro.
Surgen tantos recuerdos de mi infancia 
que temo 
no ande la muerte cerca 
-digo temo por no decir espero-
Cacé ayer una cigarra 
en un pino 
como en aquellos tiempos 
cuando niño solito y algo chúcaro 
andaba al sol y al céfiro 
como en el montecito 
de mi pueblo 
o cuando bandeaba 
de oído y sin solfeo 
la marcha número uno de Spreáffico 
clarinete primero 
en los días de campo
del colegio
y veo el rostro de mi madre
y el día en que besé a mi padre muerto
y me asaltan congojas infantiles
del niño que en lo oscuro tiene miedo
y un ansia inexplicable
de echarme en un regazo inmenso...
Bien: éstos son romanticismos
y no son ni siquiera versos
¿Existirá el regazo? Es muy probable 
yo así lo creo. 
Nunca lo he visto y 
tengo sueño. 
¿Sueño? Y aún a ratos 
tengo 
lo que es más raro 
sueños ...

Manresa 8 de agosto de 1948
4. Solo segundo
Pedí y esperé el morir 
mas fue esperanza de pobre 
y sigue la vida, sobre 
el deseo de vivir.. .
No por exceso de luz 
sino por falta extremada 
llego al Nada Nada Nada 
sin ser San Juan de la Cruz.
De todo lo que pedí 
en mi vida a Dios orando 
fui escuchado sólo cuando 
pedí cosas contra mí.
Nací ya con la cadena 
perpetua y ya condenado 
a verme en punta acabado 
antes de mediar faena
Pero si ése es el camino 
del que no hace, mas consiente 
me haré santo solamente 
con aceptar mi destino.
El del mancebo que mudo 
de una sábana cubierto 
vio a Cristo que iba a ser muerto 
la tiró y huyó desnudo.
Hoy Cristo sale a morir 
para atestiguarlo, pues, 
sigue mi vida, después 
del deseo de vivir.

Manresa 8 de agosto de 1948

DCIV
Estoy contento con mi mal destino 
y ésta del corazón tan mala estrella 
que sin embargo alumbra mi camino 
y siempre indica una inmediata huella
esperando el bajel que nunca vino 
y la visión maravillosa y bella 
que nunca vino, pero con su vino 
de mi borracho afán fue la botella,
estoy contento al fin. Mis compañeros 
de colegio han triunfado, mis iguales 
y menores también. Yo no soy fuerte.
Yo desgarrado voy por mis senderos 
por mis raros senderos espirales 
junto a los precipicios de la muerte.. . 
Y estoy contento con mi mala suerte

Manresa 22 de agosto de 1948

TRISTISSIMA NOCTIS IMAGO

Para llegar de Dios a ver la cara 
debe romperse antes el espejo: 
la luz de la creación es su reflejo 
pero es luz reflejada poco clara.
Antes debe caer la luna avara 
engañador espejo circunflejo 
debe llegar la noche con su dejo 
de silencio total y muerte rara.
El sol es soledad; su pura llama 
insoportable a la rnortal mirada 
pide ciegos; romper debe la trama.
Quien quiera ver detrás... detrás no hay nada 
vacío, horror, enigma y criptograma 
la tiniebla increada.. .
Asimilable sólo a la purgada 
oscura luz de la razón que ama

Barna, 18 de octubre de 1948

OTOÑO

-Pobre hoja seca ¿dónde vas en vuelo 
de mariposa enferma y desvaída 
entre la niebla y luz descolorida 
del sol de otoño y desteñido cielo?
¿Dónde vas, hoja frágil, no nacida 
ni para el alto azul ni el bajo suelo 
ni para demasiada dicha o duelo, 
hoja que va como se va mi vida?
-Yo qué sé? De la flor vuelo a la fosa 
del suelo al astro al lodo o al vergel 
presa de un aspirar que no reposa 
donde va toda cosa 
en ignoto tropel ...
Voy donde va la hoja de la rosa 
voy donde va la hoja del laurel ...

Manresa, 29 de novienibre de 1948

EN LA "CASA DE COLÓN"

El Colón al revés que me deshaga 
y en vez de darme un nuevo continente 
sepa abolir un viejo de mi mente 
mundo atroz de recuerdos que me estraga.
¿Dónde está el almirante de rezaga 
que orce mi nave atrás contracorriente 
y que oriente sus velas a la fuente 
de mi niñez maravillosa y maga?
Soy el cansado rey de un mundo enorme 
que escapa a mi gobierno hoy codicioso 
de un olvidar que es ciencia y no ignorancia
y busco al almirante que me informe 
en ruta de retorno y de reposo 
a hallar en retroceso nostalgioso
l'ínsula olor a menta de mi infancia.

Valladolid, 19 de abril de 1949

DIOS

Más arriba de las nubes 
más arriba de los vientos 
y de los querubes 
y los firmamentos 
más allá de la centella 
más allá del éter mismo 
y del sol, la gran estrella 
y la noche, el hondo abismo 
fui a buscar al Dios que amaba 
y la voz del que buscaba 
más allá del hondo abismo 
dijo: "Yo también estaba 
dentro de ti mismo".

ANGELUS SILESIUS

"Del rey consigue más con sólo un beso 
la novia 
que el pobre jardinero con el peso 
de un año de trabajo que lo agobia"...
Mas para eso 
es menester que quede siempre novia; 
la corona de novia 
deshojándose, adiós el embeleso.
Pero yo pienso
que la boca que besa
trabaja más que un cómitre en cadenas
porque es promesa
de más de un año de trabajo inmenso
y del amor los frutos y las penas

Naboland, 16 de diciembre de 1946

EN EL MAR

Oh mi Dios, yo te di más que mi vida 
sería tiempo de dejarme en paz 
dame tu vida y cúrame mi herida 
o no me pidas nunca nada más.
Me lanzaste a la mar desconocida 
y aunque pudiera, yo no vuelvo atrás 
en mitad de la ruta indefinida 
lancé por borda brújula y compás.
El ciclón del velamen hizo riza.
Todo esto debería ya cansarme.
El puro mar y cielo se eterniza ...
De mi antiguo vigor no hay ni un adarme 
la provisión se agota a toda prisa 
ya no afronto el ciclón con la sonrisa. . .
Ya no te falta más sino tragarme.

Naboland, 18 de diciembre de 1946


Como un petrel que sobre la erizada 
superficie del mar plúmbea y movida 
volando sin cesar toda la vida 
y con las olas por precaria almohada
la su indígena playa ya olvidada 
toda esperanza de volver perdida 
así boga mi alma mal dormida 
sobre una eterna soledad salada.
Sólo un oscuro instinto la encamina 
un increíble esfuerzo la sostiene 
un fuego la alimenta y determina 
el aire la mantiene
hacia el bajel azul de un rey que viene 
hacia un sueño de amor inmenso y lene
y una ignota golconda diamantina.

Naboland, 22 de diciembre de 1946

NOX ATRA

De mi vida los días que perdí 
pasaron, hoy, escuálido escuadrón 
de desertores, ante mi razón 
con sus banderas rotas ¡ay de mí!
Sombra de un sueño solamente fui 
y es de deseos grandes un montón 
todo el tesoro de mi corazón 
sin nada entero que dejar aquí.
Con la memoria del anciano y los 
moribundos, mi vida hoy repasé 
el debe y el haber, ambos a dos 
inexorablemente, y sólo hallé 
cenizas y aire, desengaño atroz.
Tomé el mísero polvo y lo aventé 
en la estrellada noche de la fe 
diciendo al cielo: "He soportado a Dios".

Manresa, 2 de julio de 1947

EPIGRAMA

¿Qué se me importa a mí de mí? 
Me importa el nombre del Mayor Artista 
y la gloria de Dios, Sumo Poyecta...
Si muero miserablemente aquí 
hay una falla en su creación perfecta-
mente vista 
por lo cual moriré en forma correcta.
O resucitaré como un patí 
en el río del Rey de Reconquista.

Manresa, 2 de agosto de 1947

VI

Señor ¿piensas que puedo sin contigo 
vivir en el desierto del deber? 
Yo no puedo vivir sin un amigo 
y soy sediento peor que una mujer.
Pronta es mi voluntad, siempre lo digo 
y es tuyo mi querer, pero en mi ser 
ocupa una región el enemigo 
y una cosa es querer y otra es poder.
Tiemblo de mí en el tiempo y la galbana 
de tu ausencia; estoy muerto, me has herido 
demasiado, golpeado demasiado,
Plomo en el ala y en la testa cana 
plomo, haré un disparate maldecido 
si faltas demasiado de mi lado... 
Señor, si al fin voy a morir mañana.. 

Manresa, 1 de noviembrede 1947

3.
Me asaltan pesadillas en que veo 
la maldad de los hombres que me invita 
a la maldad; que en mí es una infinita 
pereza del amor y del deseo.
Cierto. La vida es pobre. El tiempo es feo 
y un aliento diabólico palpita 
sobre esta pobre humanidad cainita 
que adora un dios en el que yo descreo . .
Mas en noche oscurísima persisto 
y doy señal de bulto encadenado 
y existe la Deidad que nadie ha visto 
que pisa el gran lagar ensangrentado 
y a quien doy testimonio, porque existo ... 
y hemos de ver aún lo que hace Cristo 
que se esconde, pero es resucitado.

Manresa, 26 de septiembre de 1947

REQUIEM

Un día me enterrarán ... 
¡Qué tranquilos que estarán! 
Y yo más tranquilo 
montado en un refucilo 
más allá de Aldebarán 
y ellos aquí ¿qué dirán?
Pues nunca me han conocido 
dirán las mismas tonteras 
con que en vida me han herido 
y otras de muchas maneras 
y yo estaré en el Reino del Olvido 
libre de todas mis canseras.
O mejor no dirán nada 
¿para qué quieres que digan? 
a tu alma cauterizada 
¿qué hay, que los de la manada 
la maldigan o bendigan?
"El hombre que hacía daño 
ya no existe -es decir, yo
el ermitaño 
ingente silencio extraño 
desapareció".
"Lo atropelló un camión 
¿por qué entró en la ciudad? 
salió de la soledad 
a buscar la ración 
en vez de hacer oración
a la suma deidad. 
La verdad 
es que era un animal sin corazón 
un ente sin razón 
hijo de la casualidad...".
Yo llevaré mi secreto 
a entregarlo a Dios intacto 
mi vida como un soneto 
de pie forzado completo 
habré trabajado exacto.
Y mi alma que el dolor 
purificó de vileza 
irá ensoñada de amor 
irreal, como una flor 
sin pies y pura cabeza,
Me sacudiré mis penas 
de haber vivido con santos 
topos unos y otros hienas.
"¡Ay - Jesús!" a manos llenas 
Mas "Toma - hijo", no tantos.
Y mi enorme soledad 
hallará su compañía ... 
Oh días, marchad, marchad ... 
Sólo hacer una bondad 
o una mitad cada día.
Pongo en papel celofán 
mi corazón con sigilo 
mañana me enterrarán 
¡Qué tranquilos que estarán! 
Y yo estaré más tranquilo.

Manresa, 20 de febrero de 1949

LA ORACION DE SAN CRISTOBAL

Hay casos en que el mismo Dios parece 
que no puede salir y está envarado 
y hay casos que parece que obedece 
Dios a una ley que Él mismo se habrá dado...
Y hay veces que parece que perece 
todo un mundo, y un hombre ¿qué es al lado? 
y un hombre entonces se empeñó , y ofrece 
sostén de Dios el costillar cansado.
Como a Jesús el ángel en el Huerto 
sostiene un hombre a Dios y así confiesa 
si no su gloria, su existencia cierto.
Está en silencio inmóvil, pero reza 
camina y habla pero como muerto 
todos se ríen, todo apoyo cesa...
Y él como el estilita en el desierto, 
aguanta el cielo sobre su cabeza.

13 de mayo de 1942

ORACION DE SANTO TOMAS POR LA SABIDURÍA

Omnia haec, oh Reginalde, mihi jam videntur quasi palea.
Luz de la luz y rosa de la rosa 
foco y fuente de todo lo que es vida 
que pretendo apresar con mi atrevida 
torre de silogismos rigurosa,
Tripersonal natura misteriosa 
inaccesible intelectual guarida 
de quien el hombre sueña y el suicida 
muere, y el cosmos vive, el ángel goza ...
En piedra de razón, luz de sagrario 
y cemento de humano pensamiento 
de mi summa el andamio extraordinario
he levantado en inaudito intento... 
Quiero que un soplo tuyo lo haga viento 
lo haga música mística tu aliento 
y un rayo lo haga polvo de incensario.

ORACION DE SAN BERNARDO POR LA CASTIDAD

"O jocunda virginitas, quanta mihi dedisti quando me occidisti"
Primavera de fresas y cerezos 
y azul mirado en arboral trasluz 
humus vital que cambio por los tiesos 
sílex del monte en que murió Jesús.
Los cálidos jugosos embelesos 
humanos, cambio por granito y luz 
del sol los duros devorantes besos 
dame y antojos de morir en cruz.
Señor, de tus dulzuras 
no sé; si existen, dalas a las puras 
monjitas y leprosos; dame a mí ...
en cumbres rudas de nevado campo 
del acero el honor, del arma el lampo, 
la gloria antigua de morir en campo 
y de morir, si puede ser, por Tí.
Dios
Días de tedio inerte y de derrota 
y de la frente hundida y pies en fango 
en que agobiada la conciencia apenas 
puede sufrir a Dios más bien que amarlo.
Ay esperanza, que te fuiste lejos 
y el hilo en que me tienes es delgado 
suspendido -¿hasta cuándo?- tenazmente 
sobre el abierto vórtice... ¿Hasta cuándo?
Saber lo que es morir y lo que sienten 
el leproso, la coima y el forzado. .. 
Quizá Dios quiera que mañana sirva 
mi experiencia del potro y del ergástulo.
Pero entretanto sobre mí el inmenso 
decaimiento del que pugna en vano 
desolación de ser muy débil para 
o matar el deseo o realizarlo.
Mas Dios es grande y mis caminos locos 
quien los permite puede enderezarlos 
y yo no sé por dónde; pero un día 
en Él darán por un portillo arcano.
Mas Dios es Dios, y a mí me falta todo 
porque me falta el solo necesario 
y no me falta nada más que el único, 
y lo imposible, inútil, sobrehumano.
Y la fe oscura dice: "Pero ¿cómo?" 
y la esperanza Ansiosa: "Pero ¿cuándo?".

AERONÁUTICA

El doctor Piccard era un belga 
era un belga y nada más 
que se subió a la estratosfera 
y entero consiguió bajar.
Su piso era la ley de Mariotte 
su tierra era la ley de Dumas 
su sostén una idea de Lavoisier 
acerca la presión del gas.
Se perdió en el azul del cielo 
un puntito en la inmensidad 
y después ni siquiera un punto: 
allá va ya no se ve más.
Yo no sé cómo no hubo miedo 
suspenso sin dónde apoyar 
no sé como vencía el miedo 
el intrépido profesor Piceard.
Yo soy menos que un belga y suizo 
y un finés y un negro bozal 
que me subí a la teología 
y a la mística transcendental,
Mi piso es una idea de San Agustín 
mi sostén es una idea de Santo Tomás 
y mi tierra una idea de San Ignacio 
acerca la Divinidad.
En platónica estratosfera 
para poder libre bogar 
tiremos el lastre de todas las cosas 
que hacen al hombre caminar.
Yo no sé cómo no tengo miedo 
colgado sin dónde apoyar 
sin motor volando y sin cielo 
sin tierra y sin Divinidad.
Cuántos caminos solo, oh alma mía, 
solo y tal vez peor; 
cuántas cuestas que hacer a pie sin guía 
y cuánta fruta moridera en flor.
En mí. Aún. Cuántos aún risibles 
caminos sin saber adónde van. 
Cuántas cosas en mi alma no decibles 
o que si digo malentenderán.
Vivir solo y jugar al tennis solo 
y asina preparándose a emprender 
aquella gran expedición al polo 
y el mortal salto de la stratosfer.
Sólo el santo y el bestia, prescindiendo 
pueden vivir, de la socialidad 
Ay de aquél que en su gruta está eligiendo 
entre la ciencia y la mediocridad,
En gruta solo y no es que lo haya optado, 
alguien en este pico lo situó 
entre la piedra cabra, el cielo alzado 
o como un Robinsón que naufragó.
Jugando siempre al yo-quiero-y-no-puedo 
y aire muy mucho puro a respirar 
cantando sólo por matar el miedo 
dentro la noche oscura junto al llar...
Y válgale que aún puede cantar.

COMPARACIONES

Yo soy como un inválido que a sí mismo se cuida, 
no por amor explícito de Dios o de la vida 
ni por sentirse a gusto ni tampoco tranquilo 
al ligarse una venda o hacer un té de tilo; 
sino por una especie de terca persistencia 
afincada en los mismos huesos, médula y panza 
que tiene más carácter de instinto que de ciencia 
y está más dentro y honda que la misma esperanza, 
inaccesible a la conciencia.
Yo soy como un enfermo que no tiene enfermera 
ni nadie que desee se sane y no se muera, 
que se impone la utópica tarea de curarse 
como un quehacer cualquiera por no desesperarse; 
y en su ser desdoblándose, bifurcado binomio, 
hecho a la vez la víctima y el buen samaritano 
ofrece a Dios en doble gesto de nosocomio 
el dolor de su cuerpo y el celo de su mano, 
muy probable los dos en vano.
Soy como un elefante que ha caído en la trampa 
y entre los crudos troncos quiebra su blanca guampa 
o como el triste preso que en su evasión se emperra 
con una frágil cuerda de reloj como sierra. 
De intentonas frustradas ya ha perdido la cuenta 
sabe lo que hará siempre, no lo que va a pasar 
y maniáticamente mil y mil veces tienta 
y a cada desengaño su corazón revienta 
con el ruido y la fuerza de un bandazo de mar 
mandado por lejana tormenta.
Soy como un ave albatros que no tiene un bauprés 
ni encuentra tierra alguna donde posar los pies 
entre el cielo cerrado y el mar abajo hirviente 
que no la dejan mucho que anide ni que asiente 
volando en línea recta sin dejarse caer 
de mientras por lo menos no se quiebren sus alas 
vencedor imposible no se deja vencer 
y prosigue su viaje sin término ni escala 
hacia un mañana sin ayer.

8 de diciembre de 1942
de El libro de las Oraciones

No hay comentarios:

Publicar un comentario