MARÍA VILLAR BUCETA


Corral Falso de Macuriges -actual Pedro Betancourt-Cuba, 1899-1977

HERMETISMO


¡En casa todos vamos a morir de silencio!
Yo señalo el fenómeno; pero me diferencio
apenas del conjunto… ¡Tengo que ser lo mismo!
Dijérase que estamos enfermos de idiotismo
o que constituimos una familia muda…
de tal suerte en sí propio cada uno se escuda.
Como de nuestros otros nos sentimos avaros,
de nosotros la gente piensa: «son entes raros,
o egoístas, o sabe Dios qué…»
¡Tal vez dirán
que sólo nos preocupa la conquista del pan!
¡Yo en medio de todos, Señor, con mi lirismo!...
¡Cuán se agobia mi espíritu de vivir en sí mismo
y ver siempre estos rostros pensativos y huraños!
¡Y así pasan los días, los meses y los años!

SED DE VIDA

Es indudable, oh alma !, que quisimos
vivir la Vida muy de prisa: ese
fué nuestro error fundamental... Un loco
afán, una insaciable sed de vida,
turbó nuestra razón, y nos lanzamos
a conquistar la formidable cumbre
donde se asienta la Verdad que, absorta,
con una enorme turbación de nupcias,
se nos dió toda... Y la verdad fué nuestra !

Inaccesibles sobre nuestra cumbre
- tal un águila erguida sobre un risco –
las primicias del triunfo disfrutamos;
y ella, la huraña, fué como hembra pródiga
a la voracidad de nuestros besos…
Desde entonces, oh alma !... desde entonces
tuvimos los secretos de la Vida,
nuestra duda trocóse en certidumbre,
y nuestra certidumbre en desencanto:
a la tristeza de ignorarlo todo
siguió el dolor de la sabiduría !
Y fué nuestro dolor sin esperanza !

Quien nada espera nada cree; pero
Aprendimos la Ciencia de la Vida
En la desolación de nuestro triunfo !
Hemos llegado…! Hemos llegado ?...
Acaso hemos tergiversado nuestro oculto
Sentido de la Vida… En tu tristeza
ví la consumación del sacrificio
y tu impotencia ante lo irremediable…
Oh mariposa que en tu propio fuego
quemaste el polvo de oro de tus alas:
tú y yo sí comprendemos la tortura
de Prometeo atado a ingente roca !
Con nuestras manos, cual si fueran buitres,
Nos arrancamos todos nuestros sueños:
borramos todo inútil espejismo
que decorara nuestra perspectiva
interior; mas la cumbre nos dió en cambio
su facultad de dominarlo todo
y ver todas las cosas de la tierra
como a vista de pájaro…
Y ahora …!

Ahora iremos por todos los caminos
con nuestra fortaleza por escudo;
haremos florecer en cada yermo
una como ficción de primavera;
habra la floración de una sonrisa
comprensiva y piadosa en nuestros labios
para todos los débiles del alma
que quedan rezagados en su ruta;
y para aquellos que a nosotros lleguen
conscientes de su fuerza, les daremos
nuestras manos, en son de bienvenida !


No hay comentarios:

Publicar un comentario