LUISA MOLINA


Cuba, 1821-1887

AMOR IDEAL
 


¡Imposible! No puede su dulzura
retratar mi pincel, ni hallo colores
que coloren y adornen mis amores,
ni contornos que pinten su figura.

Está clara, perfecta, dulce y pura
en mi mente su imagen entre flores,
y no hay voces, suspiros, ni rumores
que remeden su acento y su ternura.

Él no existe, ¡ay de mí! sobre la tierra,
y aunque la luz de mi razón reclamo,
en mí vive este amor, y me da guerra.

Mi consuelo, mi bien, así le llamo;
una heroica lealtad mi pecho encierra,
y un ardor y un suspiro es lo que amo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada