HUGO ANA MERCIER


Matanzas-Cuba, 1916 – 1976

EQUIS
 


Aguas venidas sin saber de dónde
como límpido abrazo de ventura
para medir la última estatura
de esta impaciencia que mi sangre esconde.

Aguas venidas en la hora plena
en que el mundo distante se perfila
dentro de la recóndita pupila
que agranda su dolor sobre la arena.

¡Oh, blanca religión que, íntimamente,
vas descendiendo en luz sobre mi frente,
igual que un ala por la brisa herida…

Como si toda la órbita celeste
se me abriera de pronto para este
meridional trasiego de mi vida.

SONETO SIN TITULO, DEDICADO A CARILDA OLIVER LABRA

Ella es así, una dormida
visión incierta sobre las cosas,
quiere a los ciegos, cuida las rosas,
y va pasando sobre la vida
como quien borra su propia huella,
como quien sueña perennemente;
como quien lleva tras de la frente
un ala rota sobre una estrella…
Ella es así, como de brisa;
tiene en la sangre la amarga prisa
de estar ausente. Nada le alegra.
Y es que es así, como de nube,
como de polvo… Algo que sube
desde un destino de azúcar negra.

No.28, julio-diciembre de 2008
© 2006 Website.com. Valid CSS & XHTML


No hay comentarios:

Publicar un comentario