FÉLIX PITA RODRIGUEZ


Bejucal, La Habana (Cuba), 1909 – La Habana, 1990

SOLEDAD
 


Soledad no suena a nada.
Se dice y queda en el aire
como un hueco sin palabra.

Soledad: trigo vacío.
Soledad: naranja blanca.
Le hizo un arquitecto muerto
su arquitectura callada.

¡Soledad!

y nos parece
que aún no ha sido pronunciada.
Pero está, torre de espinas.

¡Soledad!

y se hunde, doliente piedra
en un barranco sin fondo,
sin música, letra sólo.
Soledad no suena a nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario