DOMINGO ALFONSO



Jovellanos-Pcia.de Matanzas-Cuba, 1935

TODO EL TIEMPO DEL MUNDO

el tiempo, todo el tiempo. / Eliseo Diego
Para mi bisabuela Elena Piloto,
madre de mi abuelo materno
(También para mi esposa y para Georgina Herrera
y Nancy Morejón)

He deambulado por el Universo
bajo esta piel oscura
(que grita de dolor)
mis pelos no castaños, ni lacios:
(son espirales color ceniza)
Pero junto a mi corazón
o moviendo sus alitas, cerca de mí
está mi Alma
y en ciertas ocasiones
esa Diosa transparente y Azul
ha sido luz dentro de mi ser
y sus dedos:
¿Acompañan los míos?

A veces,
por calles atestadas de gente:
—aceras rotas, rostros donde imagino
espejos vivos con mis dudas y contradicciones
dejándome mucho más solo
en medio de un mayor desamparo.
Entonces, desde un reino remoto
(hecho de sombras y nieblas
tal vez me guarda mi difunta abuela
Elena, nacida en África)

Esta noche:
Yo pudiera decirle
Entra en mi casa abuela
Estos son mis hijos
Mi esposa te colará café:
Vienen siglos mejores para nosotros
Tenemos el tiempo,
todo el tiempo
Todo el tiempo del mundo.

Los niños vamos creciendo poco a poco

Los niños vamos creciendo poco a poco:
ahora las niñas nos lucen diferentes...

La hija del jardinero es tan bonita:
tiene dos trenzas negras, mis amigos,
y un vestido de tirantes amarillo,
y unos zapatos negros,
y dos cintas azules en el pelo...

Amigos, la veremos cuando pase
con su madre, camino de la escuela.

La veremos, amigos, cuando pase callada,
observando las piedras del camino.

Dejaremos los juegos cuando pase
con su madre, camino de la escuela...



No hay comentarios:

Publicar un comentario