PEDRO JARA CARRILLO


Alcantarilla-Murcia, 1876-Murcia-España, 1927

LAS BARRACAS

Hogar de mi vega, barraca murciana,
no sé si es tu estirpe mora o castellana;
pero por el hombre que hoy tu sombra habita
y la cruz que te hace parecer ermita,
sé que eres  cristiana.
 
Entre los maizales, como sosegado
tigre que vigila con celo el sembrado,
se ve el pardo lomo de tus albardines,
que a veces se cubre de blancos jazmines
y flor de granado.
 
Un soplo de invierno, de tu señorío
no deja una arista; todas van al río;
en cambio resistes, como fortaleza,
dando sombra al hombre que trabaja y reza,
los mares de fuego del sol estío.

HIMNO A LA VIRGEN DE LA FUENSANTA EN SU CORONACIÓN

Virgen de la Vega 

Reina del grandioso milagro de flores 
que llena los templos de incienso oloroso 
y enciende en las almas sus bellos amores. 
 
Yo no sé qué tiene tu cara morena, 
que lloran los ojos a su claridad. 
¡Divina magnolia, fragante azucena 
que llena de aromas toda la Ciudad! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario