JOSEP JANÉS

Cataluña-España, 1913-1959


COMBAT DEL SOMNI
/ COMBATE DEL SUEÑO

1

Jo et pressentia com la mar
i com el vent, immensa, lliure,
alta, damunt de tot atzar
i tot destí. I en el meu viure, 

com el respir. I ara que et tinc
veig com el somni et limitava.
Tu no ets un nom, ni un gest. No vinc
a tu com a l’imatge blava 

d’un somni humà. Tu no ets la mar,
que és presonera dins de platges,
tu no ets el vent, pres en l’espai. 

Tu no tens límits; no hi ha, encar,
mots per a dir-te, ni paisatges
per sê el teu món —ni hi seran mai. 

Te presentía como el mar
y como el viento, inmensa, libre,
alta, soberbia a los azares
y a los hados. Y en mi vivir, 

como el aliento. Ahora al tenerte…
¡como te limitaba el sueño!
No eres nombre o gesto. Y No voy 
a ti como a la azul imagen 

de un sueño humano. No eres mar 
encarcelado entre las playas,
no eres el viento, en el espacio, preso. 

Ilimitada. No hay palabras
para enunciarte, ni paisajes
para tu mundo. Ni ha de haberlos.

3

Voldria ser un infant nascut entre esbarzers,
esquerp a la cançó, rebel a la carícia;
per tot amor, el vent i el goig sense després,
per nord, tots els camins d’atzar i de mol.lície; 

abandonar-me sol a rutes sense fi,
ben endurit el cor de ràbies ofegades;
amb un punyal d’orgull desafiâ el destí
i vèncê’l, en un gest de fúries desbridades. 

O bé voldria ser sarcàstic als destins:
perdre’m en una mar ben verge de camins,
indòcil, i fugir d’esguards i de tenebres... 

Deixâ una verge trista en cada port del món,
llençar tots els records dintre del mar pregon
i obrir de bat a bat, al somni, les palpebres... 

Quisiera ser un niño nacido entre zarzales
arisco a la canción, rebelde a la caricia;
por todo amor, el viento y el gozo sin después;
por norte, toda senda de amor y de molicie; 

abandonarme solo por rutas infinitas,
curtido el corazón por contenidas rabias;
desafiar el sino con la daga de orgullo,
vencerlo con un gesto de desbridada furia. 

O quisiera ante el destino ser sarcástico,
perderme por un mar intacto de caminos,
indócil, de miradas huir y de tinieblas… 

Dejar en cada puerto una doncella triste,
mis recuerdos tirar al fondo de los mares,
abrir de par en par los párpados al sueño…

5

Ara no sé si et veig, encar.
Els ulls et miren, i voldria
que aixó fos veure’t. Si sabia
que et veig i et sé, com fóra avar 

de poder dir que cap mirall
del món, ni l’aigua més serena
no et saben dir; que sols alena
un pit que estimi el que el cristall 

no veu ni diu! Si fos així!
Que tu només fossis en mi!
Lluny dels meus ulls, tan limitada,

tan reduïda a gest, a esguard,
a imatge, a veu, que jo fos part
de tu, vivent per ma mirada. 

Ahora no sé si aún te veo.
Mis ojos mírante, y querría
que esto ver fuese. Si supiera
verte y saberte, cuán avaro 

sería de decir que en el orbe
espejo alguno te expresara, 
la más clara agua; ¡sólo alienta
un pecho que lo que el cristal 

ni ve ni oye ama! ¡Así fuera!
¡Que únicamente en mi estuvieses!
¡Mínima, lejos de mis ojos! 

¡Tan mínima a mirada y gestos,
a imagen, voz, que fuese yo
parte de ti, viva en mis ojos!

6

Aquesta nit un mateix vent
i una mateixa vela encesa
devien dû el teu pensament
i el meu per mars on la tendresa 

es torna música i cristall.
El bes se’ns feia transparència
—si tu eres l’aigua, jo el mirall—
com si abracéssim una absència. 

El nostre cel fóra, potser,
un somni etern, així, de besos
fets melodia, i un no ser
de cossos junts i d’ulls encesos 

amb flames blanques, i un sospir
d’acariciar sedes de llir? 

Fue esta noche: un mismo viento,
prendido en una misma vela.
¿Llevaban nuestro pensamiento
por mares donde la ternura

se vuelve música y cristal?
Diáfano el beso se tornaba
—si agua tú eres, yo soy espejo—
como al abrazo de una ausencia. 

¿Acaso nuestro cielo fuera
un sueño eterno, así, de besos
hechos música, y un no ser
de cuerpos juntos, ígneos ojos 

en blanco fuego, y un anhelo
de acariciar sedas de lirio?

IN MEMORIAM

Damunt de tu, només les flors.
Eren com una ofrena blanca:
la llum que daven al teu cos
mai més seria de la branca; 

tota una vida de perfum
amb el seu bes t’era donada.
Tu resplendies de la llum
per l’esguard clos atresorada. 

Si hagués pogut ésser sospir
de flor! Donar-me, com un llir,
a tu, perque la meva vida 

s’anés marcint sobre el teu pit.
I no saber mai més la nit,
que al teu costat fóra esvaïda.


Sólo las flores sobre ti.
Eran como una ofrenda blanca:
la luz que daban a tu cuerpo
a la rama no volvería; 

Toda una vida de perfume
con el beso te ha sido dada.
Resplandecías de la luz 
que tus ojos atesoraban. 

¡Si yo un suspiro de flor fuera!
me entregaría como lirio
a ti, a fin de que mi vida

en tu pecho se marchitara.
E ignorar por siempre la noche,
que junto a ti se desvairía.


JOSEP JANÉS, POESÍA, 1934-1959,Traducción del catalán de Jesús Pardo, introducciones, Jesús Pardo y Clara Janés, epílogo José Cruset, con reproducción de unas puntas secas de Grau-Sala, Huerga y Fierro Editores, Madrid, 2008


No hay comentarios:

Publicar un comentario