FRANCISCO RABAL VALERA


Águilas, Murcia  (España), 1926 - Burdeos, 2001

DE NADA ME HA SERVIDO
 


De nada me ha servido la experiencia
de ser un padre, abuelo y bisabuelo,
con amor y una especie de consuelo
también de haber tenido la conciencia

de serlo con propósito y desvelo
y de verlos crecer con la experiencia
de que con libertad ganan su cielo.
Así me hizo pensar siempre la ciencia.

A mí ya me lo dieron, porque son
afectivos, normales y prudentes
y procuré enseñarles la razón

de que no fueran nunca prepotentes
y que siempre mejor el corazón
que una fama pueril de ser valiente.


No hay comentarios:

Publicar un comentario