EDUARDO TORRES PÉREZ


Albaida, Valencia, 1872 - Sevilla-España,
1934

COPLAS A NUESTRO P. JESÚS DE LAS TRES CAÍDAS
 


En las zarzas del camino 
de tus ansias dolorosas 
inflamáronse las rosas 
de la humana redención. 
Oh milagro peregrino 
que hace rosas de amargura, 
pasionarias de ventura, 
caídas de salvación. 

Dulce madre dolorida 
que en la puerta judiciaria 
presenciaste la caída 
del divino Salvador. 
Tú, sin mancha concebida, 
lleva a Jesús mi plegaria 
y haz que su muerte sea vida 
para el triste pecador. 

Otra vez, la vez postrera, 
cae el divino cordero 
bajo el pesado madero, 
árbol santo de la cruz. 
Quiso Dios de tal manera 
santificar el camino 
del dolor con el divino 
dolor de Cristo Jesús. 

Oh amor misericordioso 
que trueca la sangre en lirios, 
dulces flores de martirios, 
caídas de salvación, 
caídas de redención.

No hay comentarios:

Publicar un comentario