ALFONSO CABELLO JIMÉNEZ


Montalbán de Córdoba-España, 1932

BESOS CAUTIVOS
 


Ese fuego de amor que te disloca
te llena el corazón de fantasía.
Una falsa y extraña melodía
y el frío sinsabor que te provoca.

Tú buscas el amor como una loca,
con ahínco, pasión y la ardentía
de quien tiene en los labios todavía,
los besos que se escapan de tu boca.

Y toda esa pasión desordenada,
se refleja en tus ojos dulcemente.
Pero el amor no llega y de repente,

expresas el dolor en tu mirada.
Y una fragante flor enamorada
se marchita en silencio lentamente.

SER Y NO SER 


Yo no sé si es verdad la primavera,
ni tampoco el aroma de las flores.
Si cantan de verdad los ruiseñores
o todo es vanidad, humo y quimera.

Si la existencia es falsa o verdadera
o todo es artificio de colores,
que esconde los amargos sinsabores
en esta singladura pasajera.

Yo no sé si es verdad que estoy muriendo
o es todo una terrible fantasía
en esta sinrazón que estoy viviendo.

Y no sé si es verdad que esta jugada
es vivir o una triste sinfonía
en una desventura hacia la nada.

ES EL AMOR 


Es el amor quien ríe delirante,
con sus luengos cabellos desprendidos.
Es el amor quien funde corazones
y canta de pasión enloquecido.

Es el amor, henchido de esperanza,
ciego, sordo, angustiado, posesivo,
quien quiere dominar el universo
en lucha sideral consigo mismo.

Es el amor, locura, desenfreno,
eterno frenesí, fiebre, delirio.
Es el amor, un beso que se escapa
mirando fijamente al infinito.

Es el amor, el lirio delicado
que embriaga con su aroma los sentidos.
Es el amor, la excelsa melodía
que vibra en los acordes de un suspiro.

SOLEDAD NOCTURNA 


Cuánta amargura en el alma.
Qué insoportable silencio.
Qué triste la madrugada
cuando no encuentro tu aliento.

Cuando te llamo y no vienes,
cuando el frío del invierno
va dejando lentamente
dolor y escarcha en mis huesos.

Cuando pronuncio tu nombre,
cuando me faltan tus besos
y en la penumbra nocturna
busco y no encuentro tu cuerpo.

Cuando pierdo la esperanza
de acariciarte de nuevo.
¡Qué soledad me atormenta!
¡Qué insoportable silencio!

NOCHE DE LUNA

Noche de luna,
ojos serenos,
una guitarra,
menta y romero.

Brisa y fragancia,
sombra y misterio.
Una mirada
y un sentimiento.

Una caricia,
todo es silencio,
y entre azahares
se escapa un beso.

http://poesiabreve-briefpoetry.com/alfonsocabello.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario