ALEJANDRO COLLANTES DE TERÁN



Sevilla-España, 1901 -933

RONDEL DE DON PRESUMIDO

Sí. Si tuviera naranjos
de hoja larga, verdeviva,
sí, si tuviera naranjos
la calle te rondaría.

Si tuviera olor de patios,
surtidores de agua fina,
arroyo de piedras bajas,
y estrellas de celosías,
si tuviera olor de dulces
la calle te rondaría.

Balcones de resolana,
ventana de anochecida,
y en una quiebra del suelo
una cadena de hormigas
que se me llevará el tiempo
que la espera muy deprisa,
si tu calle fuera así,
la calle te rondaría,
como no es así tu calle
no he de rondarla en la vida.

LA OFRENDA DE LAS DOS ALAS

I

No le mires de ese modo,
Déjale beber su vino
Sobre la rosa y el lodo;
Porque hay tiempo para todo
Y para todos, camino.

II

No le dispares tu flecha,
Que será flecha perdida
Y vuelve a rimar la endecha
De la vereda derecha,
Luminosa y florecida
De tu vida.

“Poesías” (1949)


No hay comentarios:

Publicar un comentario