ALBERTO PELAIREA


Bilbao-España, 1878-Fitero, 1939

LA VOZ DE FITERO
 


A Cuánto al humano esfuerzo costaría
Elevar tus magníficos altares!
Manejar tus titánicos sillares,
A qué largo, qué imposible no sería!

A Cuánto noble sudor no vertiría
Quien labró de tus piedras los millares!
A Cuánta fuerza no esconden tus pilares,
Muros, aradas, coro y gradería!

Pero ahí estás grandiosa, siempre santa,
Siempre firme, intangible, siempre enhiesta,
Al rozar por tus muros las edades;

Que aquello que hacia Dios la fe levanta,
Si años y siglos elevarlo cuesta,
Sólo hundirlo podrán eternidades

POESÍA 


A Vos, la Reina del Cielo
De donde toda luz nace
Dulce ofrenda de su pelo
Una hija vuestra os hace.
Esa ofrenda es todo amor
De un Angel que os dora
De Mayo es la última flor
Que os cortaron, Señora.
Su madre le puso besos
Y lágrimas engarzadas
Yo use estos versos presos
Entre sus hebras doradas
Y vuestra hija María 
Que tanto a Vos se parece
Con amorosa alegría
De rodillas os la ofrece.
Aceptad el pobre don
De vuestra hija quería
Y en pago, en toda ocasión
Dadle vuestra protección
A su paso por la vida

8 de diciembre de 1921
http://poetassigloveintiuno.blogspot.com/2013/04/

No hay comentarios:

Publicar un comentario