ADELAIDE CRAPSEY


Brooklyn-Nueva York, 1878- Rochester-Estados Unidos, 1914


TRÍADA


Estas sean

tres cosas silenciosas:
la nieve que cae..., la hora
que precede a la aurora..., la boca de uno
que ha muerto.

NOCHE DE NOVIEMBRE

Oye...
con leve seco susurro
como pasos de sombras
las hojas, heladas, se quiebran en los árboles
y caen.

SUSANA Y LOS VIEJOS

“¿Por qué
así maquináis
maldad contra ella?” “Porque
es hermosa, delicada.
Por eso.”

EL AVISO

Ahora
sobre el extraño
quieto anochecido..., tan extraño..., tan quieto...
Una blanca falena ha volado. ¿Por qué me estoy quedando
tan fría?

ENDECHA

Nunca más al ruiseñor
¡ay, mi amor!,
ni a la alondra nunca más
escucharás;
por más que tarde y mañana
toque, toque a tu ventana,
aunque amor venga a llamar
ya no podrás escuchar,
¡ay, mi amor!, ¡ay, mi amor!

PREGÓN

¡Mis cantos vendo, buen señor!
Venga a comprar.

Este a su dama hará llorar,
este de aquí la hará reír,
y por este otro le será fiel
para siempre jamás.

¡Mi buen señor, venga a comprar!

¡Ah!, no; ¡no comprará!

¡Mis cantos vendo, linda niña!
Ven a comprar.

Este el hechizo de Liliz te enseña,
este de aquí el saber de Helena,
este conserva tu pelo dorado, dorado;
este tus ojos azules, azules;
¡mi linda niña, ven a comprar!

¡Ah!, no; ¡no comprará!

Si tuviera todo el dinero que quisiera
nunca mis cantos pusiera a vender,
nunca mis cantos pusiera a vender.



No hay comentarios:

Publicar un comentario