PATRICIA MORGAN


Santiago de Chile,1902 - 1978

DOS LABIOS


¡Me envidiaron las estrellas

cuando me vieron te amaba!

¡Y las nubes que eran rojas,
se fueron tornando pálidas!
Fue una tempestad de fuego
que me encendió toda el alma
ante el resplandor inmenso
la tierra entera era pálida.
¡Y yo moría de gozo
y enloquecida pensaba,
que hasta las mismas estrellas
querían que las besaras!

No hay comentarios:

Publicar un comentario