MARIO IAQUINANDI

Bahía Blanca-Argentina, 1937

CONTAME UNA HISTORIA
Tango

Vos que tenés labia, contame una historia.
Metele con todo, no te hagas rogar.
Frename este absurdo girar en la noria
moliendo una cosa que llaman "verdad"...

Contame una historia distinta de todas,
un lindo balurdo que invite a soñar.
Quitame esta mufa de verme por dentro
y este olor a muerte de mi soledad...

Contame una historia...
Mentime al oído
la fábula dulce de un mundo querido, soñado y mejor...
Abrime una puerta por donde se escape
la fiebre del alma que huele a dolor...
Contame una historia
vos, que sos mi hermano,
volcame en la curda que me haga sentir
que aunque el mundo siga yirando a los tumbos,
aún vale la pena jugarse y vivir...

Batime que existen amigos derechos,
mujeres enteras que saben querer.
Y tipos con tela que se abren el pecho,
si ven que la vida te puso en el riel...

Contame la justa de un lecho de rosas.
¡Estoy tan cansado de andar por andar!...
Contame una historia con gusto a otra cosa,
y en la piel del alma poneme un disfraz...

MARÍA DE NADIE
 Tango

¡María, estás tan sola!
¡Qué pena, tu soledad!
Se ocultan en tu silencio
presencias que ya no están.
Promesas que solo fueron promesas
te envuelven con una vieja tibieza.
¡María de nunca!
¡María de nadie!
¡María! ¡María... nomás!

María de nadie,
que triste color,
tus ojos de pena,
tu pena de amor.
Las horas sin sueño
y el viejo café.
Tu mundo sin dueño
y un tiempo sin fe.
Ahora ya es tarde,
ahora el dolor.
¡María de nadie,
no tienes amor!

Angustia de los espejos
que muestran la realidad.
Nostalgia de algún momento
que nunca regresará.
La noche, mensaje triste de sombra,
te hiere, con un dolor que te nombra.
¡María de nunca!
¡María de nadie!
¡María! ¡María... nomás!


MALVINAS

Hay jardines marchitos
y un aroma perdido más allá de la vida que segó
/ la metralla.
Hay risas que no vuelven.
Hay sueños congelados.
La angustia cava huecos en el fango buscando
/ inútilmente,
desconsolada y rota por diez mil apellidos…
A quién llorar primero?
Qué apodo sublevado ya se quedó sin eco…?
Este dolor,
este morir de a mucho sobre cada recuerdo,
ya no nos pertenece;
Se incorporó a la lluvia.
Se ha instalado en el viento.
Se revuelve en el frío.
Vaga como un fantasma diametral sobre el mundo…
Pero hay una memoria,
un porqué ineludible clavado en cada uno
que nos está gritando los rostros y los nombres.
Y entonces, cada día, cada momento nuevo,
trepamos la estatura mutilada y lejana
con la promesa abierta
sin palabras,
sin odio,
pero con la justicia de Dios… en cada mano.

http://cedicupo.blogspot.com/2012/02/malvinas-por-mario-iaquinandi.html

Alfredo Mario Iaquinandi Periodista, escritor, (músico y poeta) y letrista nacido en Bahía Blanca el 14 de marzo de 1937. En 1965 se radicó en Buenos Aires, desde donde inició su producción. Entre sus obras se cuentan Romance para una vereda, Réquiem para un tiempo niño, ´La historia de los dos, ´Mis sábados sin vos y fundamentalmente dos obras” (..) (puestas en música por Eladia Bláquez en) 1969: ´Contame una historia ´ y ´ María de nadie ´”.

1 comentario:

  1. Excelente poeta bahiense fallecido en 1990. Dejó una obra valiosa, vital y comprometida. Gracias por tu publicación. Hay que escuchar ese tango en sus distintas versiones. Varias de ellas están en Youtube.

    ResponderEliminar