ASTUL URQUIAGA


San Nicolás de los Arroyos, Argentina; 1914 - 1990




DESTINO

Este es el rancho, el rancho que tenía

su juventud fluvial y luz señera,
donde móvil reinaba mensajera
aquélla en el recuerdo que me guía.
Este es el mate, el mate que venía
amoroso en su mano compañera,
donde dejó su ausencia la quimera
de saber que la quise y me quería.
Este es el río, el río que comprendo
dentro de mí arisco montonero,
el río de las islas de mi vida
entre las que sonámbulo, voy yendo.
Y éste es el perro, el perro que me cuida
y éste es el río que me traga entero.


AMÉRICA ES MUJER

¡Ah, mujer indígena, del predio,
del padre Sol y de la madre Tierra!
Del verde y el agua de las mocedades,
de ojos afortunados, de luciérnagas,
de aconteceres de hondas claridades.

Mujer del campo, el pastizal antiguo
adonde eran los amores realidades.
Mujer del ayer, del hoy, de la inocencia
volando al viento la melena casta.

Mujer indígena, del predio, del arenal, los sauces.
Mujer del ajo, el perejil, las hierbas,
los peces y calandrias de mi tierra madre
de mi América pura, insobornable.

Mujer de mis campos y ciudades.
América es mujer, como mi madre.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada