ANTONIO CAMPAÑA


Santiago de Chile, 1922



IMAGEN



Ceniza de la espiga desolada.

Cumbre del aire sobre el mar naciente.
Fuerza del viento fija inútilmente.
Pequeña flor de plata equivocada.
Arena por el viento desatada.
Ciervo amado sujeto dulcemente.
Bosque feliz vencido de repente.
Honda noche de fuego desvelada.
Paloma abandonada en un espejo.
Llanto que pasa en llamas despedido.
Breve rostro sin ruta ni reflejo.
Eterno amor llorado como un trino.
Fiero marfil en luna convertido.
Erguida roca y, sin embargo, lino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario