VÍCTOR FRANZANI


Chile, 1916 - 1983


TRÁNSITO


Dedos hechos en luz de enamorarte,
De palpar el calor que da tu arcilla,
No he formado tu cuerpo en mi costilla,
Sólo ha sido tu don para crearte.

Cada noche así breve es un velarte,
Me voy sobre tu piel tan de rodillas,
Comienzo este sabor en tus mejillas,
De allí toda caricia se reparte.

Quemante crece el árbol de mis venas
Por tu yedra carnal entrelazado:
Hasta el aire vital ya lo cercenas.

Cada beso, tatuaje y ofuscado,
A más fuego la sangre se encadena
Laberinto nupcial nunca acabado.

PANORÀMICA

El mundo vive hoy cabeza abajo;
Lanzando el corazón a la deriva.
La útil amistad ya se derriba
Partida por el odio en frío tajo.

Se siente cada cual un estropajo,
Profusa maldición la que adjetiva.
Se traga el malhumor en saliva;
Vestida la verdad a puro andrajo.

Tampoco nos matemos de la risa:
Hay un dolor, un placer estrangulado
De vivir y morir corto de brisa.

No afirmemos que el sol ha terminado,
Bebámosle la luz sin mucha prisa;
Encontremos su ardor esperanzado

Poesía chilena contemporánea-Pag.180
books.google.co.ve/books?isbn=9561315173

No hay comentarios:

Publicar un comentario