STELLA CORVALÁN



Talca-Chile, 1913 - 1994


INCÓGNITA




-¿Quién me dio esta ansiedad para el camino
y esta tremenda sed de cielos nuevos?
-¿Quién me pulió las venas en el goce
de los maduros soles en horizontes tersos?
-¿Quién fue esparciendo sobre mis raíces
polvo de estrellas y rumor de alas,
y me clavó los sueños en la angustia
de vuelos eternales?
-¿Por qué tatuó mi boca en la caricia
y puso luna inquieta sobre el cuerpo?
-¿Por qué mezcló en mi ser la gula intensa
con el éxtasis pleno?
¡Ah, no sabes cómo agoniza el alma
en mis hondos incendios!




EL AMANTE

Levanta el mar sus pompas inquietantes
En la mañana cándida, en la tarde dorada
Y en la noche indecisa,
Que si el oro del sol logra apresarlo,
Luego sucumbe en tentación de lunas.

La mañana gloriosa, la tarde en celo
Y la dormida noche
Saben ya de su tenaz requiebro,
Que es un amante infiel éste que enreda,
Su pompa azul en diferentes cielos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario