BENIGNO AVALOS ANSIETA


Chile, 1909-2002


VIGILIA EN ACECHO


Has llegado hasta mí, blandiendo dardos
y removiendo mis sueños,
para deshojar la flor angustiosa de la vigilia.
Has llegado hasta mí
con tu transparencia de aguas ligeras.
Sobre nosotros, la noche
con su reguero de estrellas inasibles.
Sobre nosotros, el misterio
con sus fanales inmensos.
Arriba, constelaciones de astros.
Abajo, constelación de afectos,
en el mapa sideral de las intimidades profundas.
Y muy luego te alejas,
con las perspectivas de los espejos
que se proyectan al infinito.
Te persigo. Con el atalaya de mis besos,
te protejo como a un pétalo,
o a un ala frágil de paloma herida.
Y mientras la noche pasa
con su tonelaje de sombras angustiadas,
vas dejándome un sabor indefinido,
una agridulce mixtura
de besos y reproches

No hay comentarios:

Publicar un comentario