NINÍ BERNARDELLO

Córdoba-Argentina, 1940


OFICIO


Extensiones plomizas de cielo

y de mar galvanizados

en un plano único 

demorado en el abismo
En esa densa penumbra veo
un punto de luz roja
dibujando en el horizonte
un movimiento de vaivén
de perpetua oscilación
sobre el vacío
Es el resplandor del fuego
encendido en el fondo 
de una canoa yámana
En medio del viento y de la nada
crear día a día pareciera
ser idéntico a este oficio extremo
de cuidar más allá de sí mismo
la vida de la llama 
..........................//................

Aspiró este aire cobrizo de orín 
y lluvia. Volvió al lugar de la tristeza. 
Porque si hurgó en sus bolsillos 
y encontró una nota de Vallejo 
el de Santiago de Chuco 
marcado en rojo al costado. 
Estaba escrito así: 
Hay ganas de no haber tenido corazón. 

(PUENTE AEREO) 

"PREMONITORIA"

Inconsolable mar escrito, detallado en su 
espuma mínima, inconsolable mar atlántico 
letra muerta, restringida, orlada. 

Un ejército avanza extraviado 
en un circuito de hogueras y gritos, 
desde Ushuaia un guerrero atormentado 
aguarda recostado en su nave. 

¿Qué será mi voz entre esas voces 
adolescentes? 

Nacida entre montañas, mi mano toma 
el gesto de las letras grabadas en el aire 
y escribe 
todavía 
toda vida. 

(MALFARIO) 

Nació en Cosquín, provincia de Córdoba. Y desde Abril de 1981 se ha convertido en una de las más importantes artistas riograndenses, ya sea en la pintura como en la escritura. Se formó en su provincia natal, en la Escuela Nacional de Córdoba, para luego vivir dos años en Buenos Aires. En el año 72 terminó la carrera, que había empezado a los 15, y que sufrió algunas interrupciones.

También a los 15 años "aparecieron las dos cosas", según sus propias palabras: la plástica y la literatura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario