LUZ POZO GARZA


Ribadeo-Lugo-España, 1922


ARBOL MÍO, MI AMOR


Arbol mío, mi amor,

Erguido con mi lluvia.

Es tan dulce tu sombra
Que la luz se detiene 
A consolarse

Amor mío, lejano,
Susurrando en la noche
Mensajes que se acercan 
Al corazón.

Arbol mío, vigilia
De la noche sin límites,
Envuélveme en tu sombra
De virginales días.
Lluéveme tiernamente
Hojas recién nacidas
Lluéveme tu recuerdo
Matinal,
La
Juventud primera.
Tu clarísima sombra me desvela.
Yo mido la tristeza
De tu blanca estatura.
Y estás como aquel día.
Esperándome siempre
En una primavera
Eternamente clara. 

Tibias están las ramas
En la noche.

VENTANA AL AMOR

Por este dulce hueco, abierto sobre el aire,
Estoy en balanceo, en columpio, cantando.
Mi cuerpo está aquí dentro, mi espíritu tan fuera
Como aquella cometa preciosa de la infancia.
Esta ventana mía parece un espiráculo
Por donde, como pájaro, circula este trasiego,
Este salir, brotar, como un chorro continuo,
Este enamoramiento, este enamoramiento.

Me digo si te llegan las ondas que me nacen,
Que me surcan el pecho y lo dejan exhausto
Igual que si nacieran casi infinitamente,
Casi continuamente, en suave alternativa,.
Me pregunto si sientes mi sangre por la tuya,
Vida vifivicándote, en suceso de gracia,
Sin saber este salto de ventana a ventana,
Renovándote sólo, naciendo de mi impulso.

No es el agua, tan sólo, lo que te refrigera
Ni la pura alegría de vivir en el mundo
Ni el sueño rumoroso como un bosque de cedros
Ni la figura dulce con ropa de muchacha.
Yo soy, también, tu vida, aunque no lo sospeches,
Yo, que te estoy soplando hálitos de bonanza
Por cima de los bosques que cruzas desbocado.
Yo soy tu providencia pequeña y efectiva.

(Ventana al amor, Inédito, 1953)


Antología de Poesía Amorosa Contemporánea 
Recopilación de Carmen Conde 
Editorial Bruguera, Barcelona, 1969

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada