JUANA BIGNOZZI


Buenos Aires-Argentina, 1937

PAISAJE EN HOMENAJE A MIS JÓVENES AMIGOS


ahora que sigue aquí la dulzura de la noche de mayo

la fiesta del restaurante el regreso de día

ahora que siguen aquí las hojas de octubre en la calle
pueyrredón
y ya no está mi juventud ni las casas cercanas
que fueron la fiesta de esa juventud
en la que comía con mi primer editor en la casita holandesa
pura arqueología urbana y él me dedicaba los libros en
nombre de su perro
me mandaba orquídeas a Galatea
le regalaba a mi padre un disco de La Traviata
y las hermosas actrices que no me dejan visitar en su panteón
escribían novelas se enamoraban de seráficos y se quitaban
los pechos
para seducirlos
ahora que la vida aún no me ha quitado la gloria de la noche
la gloria del amanecer
y me ha preservado por un instante de la derrota de la edad
ahora que todavía puedo estar cerca de ustedes
que miran otro paisaje
temo que también otro horizonte
¿siguen allí las hojas de octubre en la calle pueyrredón?

DOMINGO A LA TARDE

Cuando se sientan frente a frente
amores imposibles, quincallería amistosa,
tipos que se atrevieron y esa mujer intensa 
que lleva augurios a felicidades que nunca entenderá, 
la buena gente desecha las malas palabras,
la buena gente dice todos tienen posibilidades en la vida,
sienten crecer su amor por esa mujer intensa,
tan sola, que vivirá siempre detrás de una ventana
y todo lo que le ofrecen está demasiado azucarado.

De "Mujer de cierto orden" 1967

www.amediavoz.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario