JORGE LEONIDAS ESCUDERO

San Juan - Argentina, 1920



APRIETE

Atiéndanme a esto que les digo aunque

antes ya lo dije, pero

sean buenos porque necesito

compañía neste asunto.

Que otra vez fui a dormir a campo abierto
y al despertarme al rato veo
al cielo echado sobre mí.
La Cruz del Sur clavándome el pecho,
las Tres Marías ciñéndome la frente y
un lucero espantoso apretándome la garganta.
E me exigían hablara que qué relación
tenía con sus esplendores,
que si sentía la inmensidá en mí,
la presión del Universo, dijera algo.
Cerré ojos y estuve desvelado
pensando en les decir qué
si no sabía nada de nada. Pero musité
Señoras estrellas yo soy un humilde
buscador de piedras que vine a la montaña
y soy inorante de vuestras grandiosidades


ESTE OFICIO DE MUERTE MILAGRERA 

“…este oficio, señor, de catitero
por aspirar palabra luminosa
por querer recogerla desde abajo
y presentarla arriba de otro modo
diganme cuando recibo el eco
diganme cuando aprenderán mis pájaros
Catitero letta dall'autore
o es que ya falta poco y viene el día
en que se libren de la vieja jaula
soy catitero por la calle larga

voy traqueteando la prisión del canto


Jorge Leonidas Escudero nació en San Juan en 1920. Abandonó sus estudios de agronomía y se dedicó a la minería. Durante años buscó oro y metales preciosos en las montañas de su provincia. Comenzó a publicar recién a los cincuenta años. Editó sus poemas en diarios y revistas del país y del exterior. Obtuvo primeros premios en varios concursos e importantes distinciones de entidades culturales de la región de Cuyo. Poemas suyos se encuentran en lugares públicos, como el grabado en piedra en el Monumento al Minero, en la plaza de la ciudad de La Toma, en San Luis. Fue incluido en la Antología de la poesía argentina publicada por Raúl Gustavo Aguirre en 1979. Su obra fue antologada en México por el poeta y profesor de la Universidad de Guanajuato, Benjamín Valdivia, en 1990. Compuso canciones folklóricas, recopiladas en Aires de cordillera (San Juan, 1994), musicalizadas por José Luis Aguado Castro. Editó los siguientes libros de poesía: La raíz en la roca (edición del autor, San Juan, 1970), Le dije y me dijo (Spae, San Juan, 1978), Piedra sensible (edición del autor, San Juan, 1984) Los grandes jugadores (edición del autor, San Juan, 1987),Basamento cristalino (Filofalsía, Buenos Aires, 1989) Umbral de salida (RundiNuskin, Buenos Aires, 1990), Elucidario (Fos-Epsilon, Buenos Aires, 1992) Jugado (Fos-Epsilon, Buenos Aires, 1993), Cantos del acechante (Fos-Epsilon, Buenos Aires, 1995), Viaje a ir (Fos-Epsilon, Buenos Aires, 1996), Caballazo a la sombra (Tierra Firme, Buenos Aires, 1998), Aguaiten (Canto Rodado, Mendoza, 2000), Senderear (Martín, San Juan, 2001) Le dije yme dijo (antología editada en México por Ediciones Azafrán y Cinabrio, 2006) En Ediciones en Danza publicó  siguientes títulos: A otro hablar (2001), Verlas venir (2001), vomineras (poemas relativos a la minería extraídos de sus obras anteriores (
2004) Endeveras (2004)
, Divisadero (2005) Tras l

a llave (2006) Caza nocturna (2007) y Dicho en mí (2008)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada