HENRY DE RÉGNIER


Honfleur, Calvados-Francia 1864-París, 1936




LA MALA TARDE

La noche se hace serena y dulce
Y tierna igual que un juramento;
Mi llanto cae muylentamente
Sobre esta mano de duro gesto.

La noche se hace serena y dulce...
Allá en los cielos hay una estrella;
Ller pudieras, aquí en mis ojos,
Mi amor, que tu frialdad refrena.

La noche se hace serena y dulce,
Mi voz te implora tan quedamente.
Por caridad,no me rechaces
Como una reina altiva, inclemente.

La noche se hace serena ydulce,
La lunabrilla sobre elcamino,
Mi llanto cae sobre la mano
Que me rechaza y que tanto estimo


EL AROMA

Si sueñas con el amor, si sueñas con la muerte,
Si tu espejo está empañado para tu sonrisa, oye
A las hojas, una a una, y el agua, gota a gota,
Caer de la fuente y del árbol. Todo duerme.

La rosa de septiembre y el girasol de oro
Dicen del verano que arde y el otoño que duda;
El ramo se entrelaza y la caverna se ahonda,
El dédalo y el eco te engañarán siempre.

Deja el paseo oblicuo y la encrucijada traidora
Y no mires nunca a través de la ventana
El pabellón cerrado cuya llave se ha perdido.

¿Silencio! La sombra llega. Ven entonces a respirar
Lo mismo que las hermas y las blancas estatuas
El amargo aroma del boj en torno a las serenas aguas.

Traducción de Manuel Álvarez Ortega.


“Los mejores poetas franceses”
Selección y traducción de Luis Guarner


Editorial Bruguera. Barcelona-España, 1974

No hay comentarios:

Publicar un comentario