HENRI BATAILLE


"Nos buscamos en la felicidad, pero nos encontramos en la desgracia"
Henri Bataille
Nimes-Francia, 1872-París, 1922



LA FUENTE DE PIEDAD


El llanto está en nosotros. Es la seguridad

De las penas que saben que ha de haber siempre lágrimas

Y los desesperados pechos las creen fieles.
En la infancia se aprende y no se olvida más.
Mi madre a la primera preguntó: “¿Cuántas van?”

El llanto está en nosotros, y es un grande misterio
Corazón de los niños, qué gran pena me da
Ver prodigar las lágrimas de este modo, cediéndolas
Por cualquier cosa y sin temor a la postrera.
¡Y aquélla, sin embargo, bien vale retenerla!

No son las flores,no; no es tampoco el verano
Quien nos consolará tiernamente, son ellas.
Ellas nos conocieron niños y consolados.
En nosotros están virginales y fieles.
¡Las lágrimas también sollozan al dejarnos!

TARDES

Atardeceres hay en que los pueblos mueren
Después que las palomas a dormir han volado.
Se mueren dulcemente, enelruido de la hora
Y el grito de las aves sobre los campanarios...

Entonces, por velarlos, enciéndese las luces,
Viejas pequeñas luces, perdidas en la bruma
Que las linternas rasganconsu luz mortecina...
A lo lejos, la senda gris se va con dulzura.

Las flores, en los huertos, se han apelotonado
Para oír morir su pueblecito de antaño,
Pues ellas saben que allí lejos nacieron...

Después las lucecitas se extinguen; sin embargo,
Los viejos muros han rendido ya su alma,
Como viejas mujeres, con gesto dulce, blando.

De “Los mejores poetas franceses”
Selección y traducción de Luis Guarner
Editorial Bruguera. Barcelona-España, 1974

No hay comentarios:

Publicar un comentario