CRISTINA LACASA


 Terrasa-Barcelona (España)


Estuve sola,

¡durante tantos trechos de camino

Y tantas fabulosas primaveras!
Sola, como la línea recta
O el punto está en geometría.
Equilibrio de caña que en el aire
Resbala; hierba inerme
Que alguien puede arrancar:

Estuve sola, oídme:
Sin poder echar mano de ningún corazón.
Las adelfas rasgaban los días en caminos
De color y belleza, y asta, el sol
(¡oh, el sol, hechizo de la vena
Y del árbol y el pájaro!),
Inesperadamente lumbre en toro,
Me hería, dardo de nostalgia,
La piel falta de un eco.

Alguien pasó, detuvo su palabra
Viajera, hizo un milagro
De su voz en el borde ansioso
De mi silencio. Frágil es la hierba
A la mano que la alza o la derriba.

Ah, amor, si en el costado me has abierto
Una fuente y bebido,
Sigue bebiendo; bébeme la vida
Hasta agotarla, pero no te cures
La sed.

(De Poemas de la muerte y de la vida)
Antología de Poesía Amorosa Contemporánea 
Recopilación de Carmen Conde 
Editorial Bruguera, Barcelona, 1969 

http://cristinalacasa.blogspot.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario