CELEDONIO FLORES


Buenos Aires-Argentina , 1896 -1947



POEMA DE AMOR

Cayó la tarde en el suburbio,

el callejón de sombra se vistió

y pareció pues todo turbio

el arrabal de pronto se quedó.

En el confín el sol se muere
en su fatal y cruel claudicación
mientras se ven al pasar, desfilar
las muchachas que vuelven al hogar.

En una tarde, así, bosquejando
todo poema de amor
él le contó su querer, su pasión
la pasión que por ella ya sentía.
Después los vieron pasar con su fe
encantados de su cariño
y el callejón del suburbio tristón
por las noches de besos se encendió.

Aquel amor ha florecido
en un amable y dulce florecer,
aquel amor que fue tejido
a la salida de un triste taller.
En el bulín lucen las rosas
de la pasión sus flores sin igual
y cuando el sol ven morir se les ve
por las calles tristonas desfilar.


www.poesiabreve.com


Celedonio Esteban Flores fue un poeta y letrista argentino

Gardel grabó 21 temas de Celedonio, entre los cuales se encontraba uno de los mayores éxitos de toda su trayectoria: "Mano a mano", tango en el que un varón salda cuentas con la mujer a la que amó y le ofrece su desinteresada ayuda para cuando ella sea "descolado mueble viejo". Entre los otros tangos que grabó destacan "Mala entraña", "El bulín de la calle Ayacucho", Viejo smoking, "Malevito", "Canchero" y "Pan". Este último contiene una descarnada crítica social, frente a la miseria que siguió a la crisis de 1930. Gardel se abstuvo por modestia de grabar uno de los mayores éxitos de Flores, "Corrientes y Esmeralda", referencia a una famosa esquina de Buenos Aires que forman la Avenida Corrientes y la calle Esmeralda, porque la letra aludía a mujeres que soñaban con su pinta. 


Cuando murió, llevaba ya cuatro años la imposición de una férrea censura gubernamental sobre las letras de tango, de las que se suprimía todo término lunfardo y cualquier referencia social o moral que no coincidiera con las tesis del gobierno creado a raíz del golpe militar del 4 de junio de 1943. Las letras de las composiciones de Celedonio fueran modificadas tanto que amargaron los últimos años de vida de Celedonio. La censura fue desapareciendo después, pero él no vivió para verlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada