ALFONSO COSTAFREDA


Tárrega-Lérida (España),1926-1974



VERSOS ESCRIBO

Todo es inevitable. Ahogando la luz surge,

poderosa y tenaz, la pesadilla.

En el cuerpo ligero late la pesadumbre:
un mar de sombras se desborda
de la orilla inmortal a nuestra orilla.
Pero versos escribo en busca de claridades.

Y en la fe de mi verso sabiendo,
sin vacilar afirmo
el absoluto sentido de la vida
en una tierra sin sentido.

MAS NO VOSOTRAS

Altas estrellas sin respuesta,
también oscuro transcurrir,
vida acaso también indagadora.

(Por esta ausencia sufro, sufro
su presencia era tuya y era nuestra.)

Algo brilla sin fin, mas no vosotras,
mientras ansioso yo pregunto?
La muerte brilla cegadora
en el aire que apenas
es un manso susurro.

COMPAÑERA DE HOY

Compañera de hoy, no quiero
otra verdad que la tuya, vivir
donde crezcan tus ojos,
dando tu luz, tu cauce
a lo que veo y siento...

Deshacer ese ovillo
oscuro del temor,
encontrar lo perdido,
quebrar la voz del sueño...

Y lenta, lentamente
aprender a vivir,
de nuevo, de nuevo,
como en una mañana
cargada de riqueza.

LAS PEQUEÑAS PALABRAS

Decías tú palabras
íntimas, silenciosas.

Palabras que se dicen
del amor al amor,
de una boca a otra boca.

El poema secreto
para todos se hacía,
las pequeñas palabras
memorables, dichosas.

Las hazañas diarias,
ilusiones del día,
las más pequeñas cosas;
palabras compartidas,
útiles, generosas.

El poema secreto
para todos se hacía,
las pequeñas palabras
-otras no he de decir-
durarán como rocas.

TODO LO QUE TEMEMOS

No sé de dónde vienen
tu risa, tu alegría,
en qué instante aprendiste
a mirar frente a frente
todo lo que tememos.
A mirarlo en los ojos
como si nada hubiera
que temer
y tu mirada
hubiese descubierto
entre tanto desorden
un principio de luz.

Como si tú estuvieras
al borde del misterio
y nada sorprendiera
tu fe
y nos hablaras
no de lo que estás viendo,
sino de lo que sientes
venir
y entiendes tan fácilmente...

Así entonces separas
del terror su envoltura
diaria
y tu mano
traza en la oscuridad



un camino seguro.



www.amediavoz.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario