ODON BETANZOS


Rociana del Condado-Huelva, España, 1925 — Nueva York, 2007


ADIÓS AL TIEMPO Y ADIÓS LA AMANECIDA


No tengo otro pensar que recordarte, 
hijo del alma que te fuiste entero, 
ni otro camino que morir sin verte, 
adiós al tiempo, adiós la amanecida. 

Por aire mismo sin luz de otra parte 
traspasaste el camino tan ligero. 
Adiós con mi pena tan de quererte 
hijo de mi ala sangre y de mi vida. 

Por los densos caminos de misterio 
tu voz sin voz se atormentó en la nada 
de la misma forma que me ahogo solo. 

Ya ves, hijo, tu solo cementerio 
como sola se quiebra mi alma atada 
a tu cuerpo de muerto, hijo Manolo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario