JESÚS CANCIO


Comillas, Cantabria (España) 1885-Polanco, 1961


MIS NUEVOS VERSOS


Unos con espumas
Del mar de mi costa,
Y otros con pedazos
De mi alma rota,
Compuse estos versos,
Estas nuevas coplas
De un poeta ciego.

Y las doy al mundo
Con la frente altiva,
Porque son muy pobres
Pero son tan mías,
Las amo de un modo
Que en su red se llevan
Mi querer más hondo.

Mis glosas son torpes
Como mi ceguera,
De ritmo monótono
Lo mismo que ella:
Sólo son río en mis versos
Si muerta la noche
De mi vida creo.

Ya véis que tristeza
Que sólo solñando
Puedo hacer cantares
Que no son amargos,
Igual que mi vida,
Igual que esta noche
De todos mis días.

NO queráis, por tanto,
Reír con mi alma,
Que si una alegría
Tejí en mis tonadas,
Fue solo un momento
Que rasgó mis nieblas
El sol del recuerdo.

Ese sol tan triste
como el sol que asoma
por entre las negras
nubes de mi costa.
Cuando el nordestazo
Desgajar parece
Robles y peñascos.

¡Pobres de los ciegos
Que evocan grandezas
Que saben a idas,
Que huelen a muertas!...
¿Nadie, nadie sabe
Lo que es en las sombras
Tocar un cadáver?

La noche en el día
Es sombra tan recia,
Que sólo la rompe
La voz del poeta,
La voz que trasciende
A un ansia infinita
Del Sol que no muere.

Perdidos en mis ojos,
Gusto en las tinieblas
Del placer amargo
De cantar de mis penas.
Ved, pues, en las páginas
De este libro mío,
más que versos, lágrimas.

Qué duras las notas
De mi yerta lira.
Yo soy como un muerto
Sobre cuya fría
Tumba miserable
Brotan pasionarias
De aroma salvaje.

A fuerza de tanto
Padecer dolores
No sé yo de estrofas
En cuyos acordes
No vibre una queja,
No haya una plegaria,
O mía o ajena.

Perdonad que os brinde
Cadencias sombrías,
Igual que esta helada
Cárcel de mi vida,
Tan negra y tan honda
Como mis pesares,
Fatigosa y áspera
Como mis romances.
Mirad en mis trenos
Más que versos hábiles,
Las coplas de un ciego.



No hay comentarios:

Publicar un comentario