ALEXANDRE DE RIQUER


Calaf (Barcelona)-España, 1856 - Palma(Mallorca) 1920

CREDO



Jo crec en los colors, en que los colors canten,


ab l’esplendor dels cadmiums brillants d’un bell mitj-dia:


me subjuguen les formes sorpreses y m’encanten


les transparencies tenues com vaga melodia


o el sol de Juny qu'esclata armonic i vibrant:


en ell, atmiro a Deu, atmiro la Natura


y un amedller florit, un'admosfera pura


me'l fan sentir mes bo, me'l fan trobar mes gran.


Jo visc cara a la llum com fan els girassols


y crec en mi mateix, crec en l'Art expansiu


que calma la mev'ansia fentlo per mi tan sols,


perque han florit los prats, perque som al istiu,


perque tot fa remor, tot germina, tot viu;


perque y han verts riquissims endalt de la pineda


y apareixen intimes les ombres misterioses


ahont viuen les fades de formes voluptuoses.


Jo crec perque'l parral, la prada o la roureda


son tendres, son hermoses y fines de color;


jo crec perque una rama s'encen com un llum d'or


perque vibra en lo cingle la roca assoleyada,


perque entr'els blats tendrals floreixen les roselles,


perquè sirisa'l mar del sol de la vesprada,


perque l'ombra del bosc nos guarda meravelles


y es profon la cala y es verda l'onada.


Crec en la Veritat de plastica armonia,


en respirable espay distancies y llum,


en lo sublim encant de pau que te un bell dia


i en la vida qu'es Bellesa, en l'Art qu'es son perfum.



CREDO




Yo creo en los colores, en que los colores cantan,

con el esplendor de los amarillos brillantes de un hermoso mediodía:

me subyugan las formas sorprendidas y me encantan

las transparencias tenues como vaga melodía

o el sol de Junio que estalla armónico i vibrante:

en el, admiro a Dios, admiro la Naturaleza

i un almendro florido, una atmósfera pura

hacen que lo sienta mejor, me lo hacen sentir más grande.

Yo vivo de cara a la luz como hacen los girasoles

i creo en mi mismo, creo en el Arte expansivo

que calma mi ansia haciéndolo tan solo para mi,

porque han florecido los prados, porque estamos en verano,

porque todo susurra, todo germina, todo vive;

porque hay verdes riquísimos sobre la pineda

y aparecen intimas las sombras misteriosas

donde viven las hadas de formas voluptuosas.

Yo creo porque el parral, el prado o el robledal

son tiernos, son hermosos y finos de color;

yo creo porque una rama se enciende como una luz dorada

porque vibra en el risco la roca solanera,

porque entre los trigos tiernos florecen las amapolas,

porque se irisa el mar del sol del atardecer,

porque la sombra del bosque nos guarda maravillas

y es profunda la cala y es verde la ola.

Creo en la Verdad de plástica armonía,

en respirable espacio distancias y luz,

en el sublime encanto de paz que tiene un hermoso día

y en la vida que es Belleza, en el Arte que es su perfume.

No hay comentarios:

Publicar un comentario