JEAN REBOUL


Nimes, Francia 1796- 1864


EL ANGEL Y EL NIÑO


Un ángel sobre una cuna
Inclinándose risueño. 
Mirar parece su imagen 
Como un límpido arroyuelo.

“Niño, que a mí te semejas, 
Murmura con blando acento. 
Ven y seremos felices, 
No es digno de ti este suelo.

“No hay en él goce cumplido, 
Ni placer sin sufrimiento; 
Tiene el júbilo tristezas; 
Va el suspiro tras el beso.

Turba el temor los festines; 
Si un día brilla sereno. 
Su serenidad no afirma 
Para mañana el buen tiempo.

“¿Por qué han de nublar tu frente 
Tan pura, dudas y anhelos?
¿Por qué ha de empañar el llanto 
Tus ojos de azul de cielo?

“Ven, y al celestial espacio 
Los dos nos remontaremos; 
Dios te perdona los días 
Del vivir pesado y tétrico.

“Cuando tu hogar abandones, 
Nadie en él vista de negro, 
Saluden tu hora postrera 
Como tu primer momento.

“Nada en tu feliz partida 
Recuerde tumbas ni féretros; 
Para una vida inocente 
Lo más hermoso es su término.”

El ángel las blancas alas 
Abre, levantando el vuelo; 
A las alturas se encumbra... 
¡Pobre madre! ;Tu hijo ha muerto! 


Tu verras des palais, des cirques et des temples,
Jusque dans la poussière un noble souvenir,
Et le passé partout étalant des exemples
A terrifier l'avenir.
Là les fronts abaissés des portes triomphales
Aux sommités du jour promettant même sort;
Ici des dieux mêlés aux urnes sépulcrales,
Tristes alliés de la mort;
L'arène où s'égorgeaient le Gaulois et le Thrace,
Contents d'être applaudis avant que de mourir,
Devant ce peuple-roi qui voulait qu'avec grâce
On rendît le dernier soupir;
Les gradins qu'inondait la robe orientale
Des chevaliers couverts de suaves parfums,
Et qui venaient, mêlés à la beauté vénale,
Charmer leurs ennuis importuns...

Tú verás palacios, templos y anfiteatros,
En el polvo de una memoria noble,
Y la difusión a través de los ejemplos del pasado
Un futuro aterrador.
Aquí frentes bajó las puertas triunfales
Las luminarias del día prometido misma suerte;
Aquí los dioses se mezclaban con las urnas sepulcrales,
Aliados muerte triste;
El escenario donde los galos sacrificados y Tracia
Feliz de ser aplaudido antes de morir,
Antes de este pueblo-rey que quiso sólo gracias
Se rindió el último aliento;
Las gradas qu'inondait Viste a orientales
Caballeros cubiertos de perfumes dulces,
¿Y quién había mezclado con la belleza venal
Su encanto molestos problema

No hay comentarios:

Publicar un comentario