ARTURO GRAF


Atenas-Grecia,1848 - Turín - Italia, 1913



MORTE REGINA


Yérguese al cielo, desde el mar sonante,
firme y descomunal, una montaña;
su negrura el fulgor sidéreo empaña ;
de rotos muros fórmase gigante.

Y en el árida cima, el sol radiante

templo glorioso, victorioso, baña :

opalina su cúpula y extraña;
sus columnas enormes, de diamante.


Redondo el templo es, y al aire abierto;

trono elevado el centro señorea

de tenebrosa púrpura cubierto.

Y coronada, inmóvil en la silla,

la Reina Muerte su mirar pasea

sobre el mundo, que en torno se le humilla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario