FRANCIS JAMMES



Tournay,Altos Pirineos-Francia, 1868-Hasparren-Pirineos Atlánticos, 1938



VA A NEVAR

Dentro de algunos días va a nevar. Yo me acuerdo
Del año que pasó. Si alguien me preguntara
En el rincón del fuego, por mis viejas tristezas,
Les dijera: “Dejadme tranquilo, que no es nada.”

En mi apartado cuarto, mucho he reflexionado
Mientras fuera caía blanca nieve, pesada.
Mi reflexión fue inútil. Ahora, como entonces,
Fumo pipa de palo con boquilla de ámbar.

Mi cómoda de roble huele siempre muy bien.
Pero yo era muy tonto porque el orden sereno
No podía cambiar, y era sólo una posse
Querer cazar las cosas que ya todos sabemos.

¿Por qué pensamos tanto y hablamos? Es chocante;
Nuestros llantos y nuestros besos jamás nos hablan,
Y sin embargo los comprendemos; los pasos
De un amigo son más dulces aún que sus palabras.

Han bautizado a las estrellas sin pensar
Que no tenían falta de los nombres, los nombres
Que prueban que los bellos cometas en la sombra
Pasarán, no los fuerzan a pasar más veloces.

Y ahora mismo, ¿do están misantiguas tristezas
Del año que pasó? Apenas si me acuerdo...
Y yo diré: “Dejadme tranquilo, que no es nada”,
Si a mi cuarto vinieran a decirme: “¿Qué es eso?”

LOS MISTERIOS DOLOROSOS

CORONACIÓN DE ESPINAS

Por el bebé que muere cerca de su madre
en tanto que los niños juegan por el patio;
por el pájaro herido que sin saber bien cómo
se ensangrentó las alas y se tumbó en la tierra;
por la sed, por el hambre, por el delirio ardiente,
yo te saludo, María.

FLAGELACIÓN

Por los chicos golpeados cuando el borracho vuelve,
por el asno que recibe patadas en su vientre,
y por la humillación del golpe al inocente;
por el hijo cuya madre ha sido ultrajada,
por la virgen vendida que ya fue estuprada,
yo te saludo, María.

PORTACIÓN DE LA CRUZ

Por la anciana que tropieza al peso de su carga,
gritando "Oh Dios mío"; por ese desdichado
que no supo apoyarse sobre un amor humano
como hizo el Cireneo sobre la Cruz del Hijo;
por el caballo yerto bajo el carro que arrastra,
yo te saludo, María.

CRUCIFIXIÓN



Por los cuatro horizontes que crucifican el mundo,
por esos cuya carne sucumbe o se desgarra,
por los que están sin pies, por los que están sin manos,
por el gimiente enfermo cuando es operado,
por el justo que entre verdugos es mezclado,
yo te saludo, María.

RESURRECCIÓN

Por la madre que supo que su hijo fue herido,
por el ave que clama a la que cayó del nido,
por la hierba sedienta que suplica aguaceros,
por el beso perdido, por el amor devuelto,
y por el pordiosero que ruega su moneda,
yo te saludo, María.

De “Los mejores poetas franceses”
Selección y traducción de Luis Guarner
Editorial Bruguera. Barcelona-España, 1974

No hay comentarios:

Publicar un comentario