ESAIAS TEGNER


Avesta, Suecia, 1782 – Växjö, 1846

Bien puede al mundo subyugar el hombre
Que es justo y esforzado;
Bien puede su renombre
Del águila tomar el vuelo osado;
Mas la espada tal vez mirase rota,
Y herida se ve el águila potente:
La violencia es fugaz; su fin incierto
Y mudable, y su esfuerzo en breve agota
Y pasa cual la ráfaga rugiente
De airada tempestad sobre el desierto.

Mas vive la verdad... Junto al acero
De los combates aparece en calma,
Y en el rostro severo
Mostrando el vivo resplandor del alma.
Por un mundo camina
Oscuro y tenebroso:
Tornando va con expresión divina
Su vista hacia otro mundo más hermoso.
Eterna es la verdad. En tierra y cielo
Su gloria se sucede
De un siglo en otro, y sin cesar resuenan
Sus palabras. Eterna es la justicia.
Pudiera socavar acaso el suelo
En que apoya su planta, la malicia;
Mas arrancarla de raíz no puede.
Si la verdad del mundo se apodera,
El bien puedes ansiar, y si a tu lado
Por la fuerza brutal o astucia artera
Perseguida la ves, aun en tu seno
El conservarla incólume te es dado.

La voluntad es fuerte
Si en corazón enérgico reposa;
La Justicia en temible se convierte,
Y un pueblo al fin se cambia y regenera.
Los sacrificios que prudente hiciste,
De la virtud el generoso empleo.
Los riesgos que corriste.
Serán nítidos astros que aparecen
Sobre las turbias aguas del Leteo.

No es igual a la flor que dura un dia
Con su plácido aroma.
Ni al iris que fugaz súbito asoma
Tras de la nube umbría.
Cuanto bello por ti fuera creado.
No es materia, en verdad perecedera;
El tiempo que transcurre
Su mérito y valor acrecentado
Ofrecerá a la gente venidera.
Sus arenas de oro,
Con las olas del tiempo que discurre,
Con ansiedad ardiente recogemos,
Y un preciado tesoro
Legado a nuestra edad en ellas vemos.

Vive, pues, siempre a la verdad unido;
La Justicia defiende y la venera;
Goza en lo bello: tan divinos dones
Del mundo nunca habrán desparecido.
Lo que del tiempo vive, raudo el tiempo
También lo recupera
A su paso por cien generaciones.
Lo que es eterno quedará por siempre
Conservado en los buenos corazones.

http://www.escolar.com/lecturas/poesia/poemas-religiosos/lo-que-es-eterno.html

ÖSTEN SJÖSTRAND

Gotemburgo-Suecia, 1925 - Estocolmo, 2006

LA MÚSICA OCULTA

La música oculta de la corteza terrestre.
La hora de la acumulación de estrellas galácticas.
La hora del aguzanieves.
Una vez:
un movimiento oceánico,
una ola qué imitar.
Ahora: los innumerables,
granos de polvo iluminados por el sol que palpitan
en todas las ventanas que se abren.
En el rosetón de las ecuaciones.
En la catedral de las matemáticas
un mundo, que sin embargo vive
con nosotros, con los sentidos del hombre,
con hombres que miden
que descubren, nuevas huidizas
galaxias más allá del horizonte
y se extienden hacia el eco
de voces, más allá del hielo del mar
y más allá de la capa de hielo de la corteza terrestre
y las noches de insomnio
en ciudades, donde desciende el nivel de las aguas subterráneas
voces que amábamos, amamos
paciente, incansablemente,
intentamos liberar la materia misma,
el espíritu congelado.
Una vez: la hora del hombre.

Traducción Francisco J Úriz

NUBE TRAS NUBE

Nube tras nube
de fuego infernal-
Nubes de destrucción
de odio y abstracciones-
Y nosotros los que vivimos, todavía respiramos
en el recuerdo de otra vida.
Pero nuestra vida es ésta:
estroncio y tedio.
Y la epidemia mantenida en secreto
se va propagando, ¡ya nos ha invadido!
nos ha separado de nosotros mismos, ha separado
las manos de la cabeza, el cuerpo y el sexo
del corazón, ha separado al hombre de la mujer,
como al Este del Oeste-
Nube tras nube-

Qué milagro, que este mundo en el mundo
emita todavía su radiación,
que el regazo, el pecho y los labios
perciban todavía el débil eco
y que los ojos se encuentren:
el motivo secreto
de otra vida.
Pero ésta es nuestra vida: estroncio y tedio.
Cesio y el vacío.
Rocas cerradas, habitaciones cerradas.
Odio frente a odio.

Un espacio que no respira,
un espacio petrificado.

Los árboles, los animales se van consumiendo como nosotros
en este país del desamparo-

Nube tras nube
de fuego infernal-
Nube de destrucción
de odio y abstracciones-
Esta es nuestra vida.
Mientras la ceniza va cayendo, cayendo...

De "De gatfulla hindren"

  

INGMAR BERGMAN

Upsala, Suecia, 1918-Fårö, 2007

Poema de Ingmar Bergman incluido en su película "Fresas Salvajes" frente a la pregunta religiosa, la respuesta del profesor habla del corazón del hombre:


"¿Dónde está el amigo
que busco por doquier?
Cuando apunta el día,
mi inquietud también aumenta
cuando el día muere,
lo busco todavía.
Aunque el corazón me abraza
yo voy siguiendo sus huellas.
Voy siguiendo sus huellas
en cualquier brote de vida:
el aroma de la flor,
la esbeltez de la espiga,
en el suspiro que lanzo y
en el aire que respiro,
está presente su amor y
oigo cantar su voz
en el viento del estío"

http://alexandraransolin.blogspot.com/2008/11/de-la-pelcula-fresas-salvajes-de-ingmar.html

TOMAS TRANSTRÖMER


Estocolmo-Suecia, 1931

DE MARZO DEL 79


Cansado de todos los que llegan con palabras, palabras, pero no lenguaje, 
parto hacia la isla cubierta de nieve. 
Lo salvaje no tiene palabras. 
¡Las páginas no escritas se ensanchan en todas direcciones! 
Me encuentro con huellas de pezuñas de corzo en la nieve. 
Lenguaje, pero no palabras.

Versión de Roberto Mascaró 
De "La plaza salvaje" 1983
Nórdica Libros S.A. 2010

DO MAYOR
Cuando bajó a la calle luego del encuentro amoroso 
remolineaba nieve en el aire. 
El invierno llegó 
mientras yacían juntos. 
La noche lucía blanca. 
Iba apurado por la alegría. 
La ciudad toda se inclinaba. 
La sonrisa de los que pasaban 
-sonreían todos tras los cuellos subidos. 
¡Todo era libre! 
Y todas las interrogaciones empezaron a cantar la existencia de Dios. 
Eso le pareció. 
Liberada, una música 
se deslizó a zancadas 
por la vertiginosa nieve. 
Todo en dirección al Do. 
Una brújula trémula apuntando hacia el Do. 
Una hora por encima del dolor. 
¡Era fácil! 
Sonreían todos tras los cuellos subidos.

Versión de Roberto Mascaró
De "El cielo a medio hacer" 1962
Nórdica Libros S.A. 2010

EL CIELO A MEDIO HACER

El desaliento interrumpe su curso. 
La angustia interrumpe su curso. 
El buitre interrumpe su vuelo. 

La luz tenaz se vuelca; 
hasta los fantasmas se toman un trago. 

Y nuestros cuadros se hacen visibles, 
animales rojos de talleres de la Época Glaciar. 

Todo empieza a girar. 
Andamos al sol por centenares. 

Cada persona es una puerta entreabierta 
que lleva a una común habitación. 

Bajo nosotros, la tierra infinita. 

Brilla el agua entre árboles.

La laguna es una ventana a la tierra.

Versión de Roberto Mascaró
De "El cielo a medio hacer" 1962
Nórdica Libros S.A. 2010

ELEGÍA
Abro la primera puerta. 
Es una gran habitación soleada. 
Un camión pasa por la calle 
y hace vibrar la porcelana. 

Abro la puerta número dos. 
¡Amigos! Vosotros bebisteis la oscuridad 
y os hicisteis visibles. 

Puerta número tres. Una estrecha habitación de hotel. 
Vistas a un callejón. 
Un farol que reluce en el asfalto. 
El hermoso residuo de las experiencias. 

Versión de Roberto Mascaró
De "Senderos" 1973
Nórdica Libros S.A. 2010

HAIKUS
10 
Sol de noviembre... 
Mi sombra nada, enorme: 
se hace espejismo.


* * *

11
Me ve la muerte: 
problema de ajedrez. 
Ya lo ha resuelto. 


* * *

25 
Zumba la lluvia. 
Yo susurro un secreto 
para entrar allí.

* * *

26 
Escena de andén. 
Qué extraña esta quietud: 
la voz interna.

* * *

28
El silencio gris.
Pasa, azul, el gigante.
La brisa del mar.

Versión de Roberto Mascaró
De "29 Haikus y otros poemas" 2003
Nórdica Libros S.A. 2010

KYRIE

A veces, mi vida abría los ojos en la oscuridad. 
Una sensación como de multitudes ciegas e inquietas, 
que pasan por las calles camino de un milagro, 
mientras yo, invisible, permanecía inmóvil. 

Como el niño que se duerme con miedo 
escuchando los pasos pesados del corazón. 
Largo tiempo, hasta que la mañana pone sus rayos en la cerradura 
y se abren las puertas de la oscuridad.

Versión de Roberto Mascaró
De "Secretos del camino" 1958
Nórdica Libros S.A. 2010

LA ROCA DEL ÁGUILA

Tras cristal de terrario 
los reptiles 
extrañamente inmóviles. 

Cuelga una mujer ropa 
en silencio. 
La muerte es calma chicha. 

En lo hondo de la tierra 
se resbala mi alma 
como un cometa, sorda.

Versión de Roberto Mascaró
De "29 Haikus y otros poemas" 2003
Nórdica Libros S.A. 2010

LAMENTO

Él dejó la pluma. 
Quedó quieta en la mesa. 
Quieta en el vacío. 
Él dejó la pluma. 

¡Demasiado lo que no se puede escribir ni callar! 
Está paralizado por lo que sucede muy lejos 
aunque la prodigiosa mochila late como un corazón. 

Afuera, es el comienzo del verano. 
Del verdor llegan silbos -¿personas o pájaros? 
Y cerezos en flor que palmean los camiones que llegaron a casa. 

Pasan semanas. 
Se hace lentamente noche. 
Las polillas en la ventana: 
pequeños, pálidos telegramas del mundo.

Versión de Roberto Mascaró
De "El cielo a medio hacer" 1962
Nórdica Libros S.A. 2010

LAS PIEDRAS

Oigo caer las piedras que arrojamos, 
transparentes como cristal a través de los años. En el valle 
vuela la confusión de los actos 
del instante, vociferantes, de copa 
en copa de los árboles, se callan 
en un aire más tenue que el presente, se deslizan 
como golondrinas desde una cima 
a otra de las montañas, hasta 
alcanzar las mesetas ulteriores, 
junto a las fronteras del ser. Allí caen 
todas nuestras acciones 
claras como el cristal 
no hacia otro fondo 
que el de nosotros mismos.

Versión de Roberto Mascaró
De "17 poemas" 1954
Nórdica Libros S.A. 2010

LLANURA ESTIVAL

Uno ha visto tanto. 
A uno la realidad lo ha consumido tanto: 
pero al fin, ha llegado el verano: 

un gran aeropuerto -el controlador baja 
carga tras carga de gente 
congelada del espacio. 

La hierba y las flores: aquí aterrizamos. 
La hierba tiene un jefe verde. 
Yo me pongo a sus órdenes. 

Versión de Roberto Mascaró
De "Tañidos y huellas" 1966
Nórdica Libros S.A. 2010

SOLSTICIO DE INVIERNO
Mi ropa irradia
un resplandor azul.
Solsticio de invierno.
Tintineantes panderetas de hielo.
Cierro los ojos.
Hay un mundo sordo,
hay una grieta
por la que los muertos
traspasan la frontera.

Versión de Roberto Mascaró
De "Góndola fúnebre" 1996
Nórdica Libros S.A. 2010

VISIÓN DE LA MEMORIA
Una mañana de junio, demasiado temprano 
para despertar, pero tarde para volver a dormirse. 

Tengo que salir al verdor que está lleno 
de recuerdos, y ellos me siguen con la mirada. 

No se ven, se funden totalmente 
con el fondo, camaleones perfectos. 

Estoy a un paso de oírlos respirar 
pero el canto del pájaro ensordece. 

Versión de Roberto Mascaró
De "La plaza salvaje" 1983
Nórdica Libros S.A. 2010

http://amediavoz.com/transtromer.htm

PÄR LAGERKVIST


Växjö, Småland- Suecia, 1891 – Estocolmo, 1974


ABANDONADO POR EL CIELO DE LA MAÑANA Y ESTRELLAS...



Abandonado por el cielo de la mañana y las estrellas,
por la hierba del verano y la fresca lluvia de la primavera,
por el manantial de todos los mortales.
Abandonado.



Todos han huido, todos mis amigos,
el viento del verano, la hierba cubierta de rocío en la
mañana,
el olor del bosque después de la lluvia, yo estoy
completamente solo,
todas las fuentes de vida han callado.
Abandonado, abandonado.



¡Por dónde va el camino hacia la oscuridad,
la misericordiosa, la blanda?
¡Dónde está la puerta de salida en el muro del país de la
vida,
la puerta baja, donde uno se doblega?



Versión de Axel Von Greiff



AHORA SUELTA EL SOL SU RUBIA CABELLERA...



Ahora suelta el sol su rubia cabellera
En la primera hora del amanecer
Y la extiende sobre la primavera de la tierra
Donde miles de flores resplandecen.



La moja pensativo con el rocío refrescante,
En los húmedos escondrijos de las flores,
La desprende con cuidado de las espinas de las rosas
Pero indeciso, distraído, como en el sueño.



El bosque y el prado la acarician
La dejan volar por el aire.
Ahora acaricia al niño en su cuna
Y a las ásperas mejillas de los ancianos.



Pero el pensamiento está lejos de todo;
¿Para que servirá esta alegría?
Sueña entre las estrellas milenarias
Que agrandan el enigma de la vida.



Suelta su pelo y lo extiende
En la hora feliz de la mañana:
Y sueña entre los mundos que se le precedieron
Y entre los nuevos que los anhelantes brillan.



Versión de L.S.



EL ATARDECER



Es el atardecer cuando uno se aleja,
a la caída del sol.



Es entonces cuando se abandona todo.



El pensamiento recoge su tolda de tela de araña
y el corazón olvida el porqué de su angustia.
El caminante del desierto abandona su campamento,
que pronto desaparecerá bajo la arena,
y continúa su viaje en la quietud de la noche,
guiado por enigmáticas estrellas.



Versión de Axel Von Greiff



EL DESCONOCIDO



Un desconocido es mi amigo
uno a quien no conozco
Un desconocido lejano, lejano
por él mi corazón está lleno de nostalgia
Porque el no está cerca de mi
Quizá porque no existe?
Quién eres tú que llenas mi corazón de tu ausencia
que llenas toda la tierra de tu ausencia?



Versión de Carlos López Narváez



LA VIDA SE ME VA... QUIÉN SABE A DÓNDE...



La vida se me va... Quién sabe a dónde
con la luz parte... Sigilosamente
de mí se aleja sin decir a dónde.



Lo mismo que un amigo
que me abandona sin decir palabra,
que me abandona en soledad conmigo.



Si le pregunto: ¿A dónde vas, a dónde?
se sonríe no más, plácidamente,
sin dejar de partir quién sabe a dónde.



Le grito con angustia:
Mírame aquí, viviente, vivo. ¿A dónde
quieres que te siga? -Y con risa mustia,
"Tú no eres yo" -doliente me responde.



Versión de Carlos López Narváez



ORACIÓN FÚNEBRE



Estás muerta.



Puedo mirarte en paz con toda facilidad. Tu frente es
pequeña y redonda. Antes no la había visto. Eres torpe.
Ahora veo que eres torpe.



Tienes pequeños ojos guiñadores. Ahora los veo. Todo
es pequeño y mezquino en tu casa. Tus cabellos son 
rebeldes, gruesos, groseros. Ahora lo veo. Tu labio pende
como el de una muchacha de cocina.
Ahora todo lo veo.
Estás muerta. Tú no eres nada.



Tú sólo eras una muchacha de cocina, una sucia. Una
que debía morir.
Pero yo te amaba. Eso era.



Ahora esto ha concluido. Ahora tú has muerto.
Me agradaba acariciar tus cabellos tanto, cuando ellos
eran vivos. Yo amaba todo lo que había de feo en tu
casa, tanto cuando esa fealdad era viviente.



Ahora esto ha concluido. Ahora tú has muerto.
Yo acariciaba tu cabellera, aunque ella fuese gruesa,
grosera. Yo amaba tus pequeños ojos, cuando ellos 
miraban delante de ellos en el mundo, la mañana.



Entonces yo amaba todo en tu casa.
Ahora esto ha concluido. Ahora tú has muerto. 
Yo amaba tus grandes pies. Y tus manos agrietadas 
las amaba también.
Ahora ellas están muertas. Ahora ya no existe nada.
Es preciso que continúe mi camino, que marche, que marche.
Tú, tú has muerto.
Ahora nada existe.
Ahora, tú, tú has muerto.
Ahora ya no existe nada en el mundo entero.



Versión de Ángel Cruchaga


 — 

BIRGITTA TORTZIG

Gotemburgo, 1929 - Lund, 2011 


Una vez se rompieron el cielo y la tierra y así, de los escombros, surgió el mundo nuevo de los nacimientos.

Disperso dividido roto, el Escombro conserva en la superficie de sus roturas el mensaje destruido de la totalidad: que a partir de ahora la vida fragmentada, lo roto-quebrado y la nada-carencia serán la totalidad del ser
El desmembrado, todos los huesos rotos
La luz del amanecer gatea por la pobre hierba helada.
Un pedazo de pan, un escombro. Pan para comer, el escombro para grabar el signo en la pared blanca, en la arena

***

La tumba La piedra La arcilla El sonido La voz
Él se levanta y es todo instrumento

***

Es un paisaje lo que atravesamos, una llanura de huesos como Ezequiel. Es tan extraño. Qué camino de escombros iluminados por la luna. Tantas caras. Tantos labios moviéndose.
Es todo lo contrario de andar y pasar de largo. Se mueven. Yo me muevo. No se trata de observar, eso no existe. Moverse dentro. Pero es más que un paisaje.
Los cuerpos y las piedras penetran.

(trad. de René Vázquez Díaz)


LARS FORSSELL


Estocolmo-Suecia, 1928-2007

ESTOY DORMIDO EN TI


Tú no puedes saber
que estoy dormido en ti
cercano al nacimiento
cercano al encantamiento.

Como una ballena en cinta
te volteas en la cama,
como un plancton de grandes ojos
yo dormito en ti.

Tú nunca sabrás
que te amo,
que duermo cerca de la muerte
y sacudo mi reclusión.

COMO UN NIÑO
Como un niño
a ti

Como un niño rubio
de verdad

Como un niño a ti a ti
tú comprendes

Como un niño de manos
pequeñas

Te doy una de ellas
a ti

DICES QUE LA POESÍA HA MUERTO

Dices que la poesía ha muerto
o al menos que está a punto de morir.
Pero olvidas, entonces, bien alimentado amigo,
que como tú ella vive
vecina a la muerte.
Medio piso más abajo,
medio piso rechinando
en la oscuridad.

El albañil canta.
El carpintero canta.
La cajera del supermercado canta.
Los ministros de la oposición cantan.
Y tú y yo y el sepulturero.

Todos cantamos por la vida.
Todos abren la boca y cantan por la vida.
¡Hasta que el tipo que vive medio piso abajo
golpea el techo con su bastón!

ODISEO EN ITACA
Tres veces tres rosas
hoy he lanzado al mar, cuando la corriente
se aleja de Ítaca.
Tres veces tres palomas
han levantado vuelo aleteando de mi mano.
Hay un calipso púrpura dominante
que con su peso puede colorear de rojo ensangrentado todo el mar.
¿Qué me ayuda entonces la distancia
a que me aleje de ti?

Las sirenas me llaman nuevamente en mi sueño
y el mar se agita
y el sueño grita, temporal
y por ti.

de Telegramas [Telegram]


UN corazón se detiene
pero no se detiene.
El tordo se agita
y el chico palpita por la chica
y el velero emite su último suspiro
antes de alcanzar
su puerto seguro.

Y el reloj suena.
Hace tiempo se detuvo el corazón
y juego con palabras
guardadas en su tiempo
el juego alegre
la melodía triste
juego con juegos de palabras
y doy un golpe
por la alegría de nuestra muerte.
Un corazón se detiene
pero no se detiene.
Un día bonito
un último día pasa
en junio de este año.

de Piedras [Stenar]

UN PEQUEÑO POEMA PARA MI AMOR
Cabalga fuera de mi tempestad, mi amor.
El silencio
tiene pies de Chaplin.
El amor tiene un bigote pequeño
y un bastón que oscila

y una dificultad para andar
¡con sombrero!

Lo puedo ver levantarlo
lo hace para la risa.

Cabalga afuera de mi tempestad, mi amor
estoy detrás tuya
estoy cerca de ti
creo que eres mi amiga.

Cabalga fuera de mi tempestad, mi amor
que yo cabalgo lejos.

De Un poema de amor [En kärleksdikt]

LA OREJA DE VAN GOGH

Van Gogh se corta la oreja
la envuelve dentro de un paño
que lentamente se enrojece
y te la envía
a ti.
¿Qué haces con esta prueba
de amor, locura, tristeza?

¿La tiras con asco a una braza
o en la basura?
O la escondes furtivamente, tal vez con cierto orgullo,
en un cofre pequeño.

Una vez le susurraste algo
que tú has olvidado
pero él recordaba.

Tengo la vaga idea
de que en esta oreja todavía existe
atento
un receptor eterno
la luz de los crueles sembrados

y el rumor del sol implacable

De A pesar de todo [Ändå]
http://fernando-sabido-sanchez.blogspot.com/search/label/SUECIA?updated-max=2013-03-16T09%3A43%3A00%2B01%3A00&max-results=20&start=6&by-date=false
 —

DAN ANDERSSON



Skattlösberg-Suecia, 1888-Estocolmo, 1920

BUDA

El caluroso día de sol se ha reducido al
silencio en la montaña abrazada por la fresca
sombra y las luces que se extinguen. Esta noche
el alma reposará en paz en manos de la multitud
errante. No esperar ni rezar, no era la deidad que
refutaba. En un instante tu alma se ilumina y luego
se vacía en el oscuro pasado sacrificado en la noche
perpetua de Brahma, en el camino de los Sansaras que
en ocasiones hallan oculto Vibharas en el olvido. El
seno de la humanidad perecerá para siempre, su camino se
ha despejado y es recto, no hay piedras en el mismo,
puede salvarse in fe, abandonando lo que no es.

PESIMISMO

He soñado con la muerte cuando arde el
latido y la sangre se lamenta y llora acerca
de la belleza del morir, el tedioso hombre
que ha sufrido deja de creer que los dioses
de la tierra son sus amigos. Cualquier persona
que odiaba la muerte, percibe el descanso como
un bendito lago que brilla.