ENRIQUE LAVIÉ



Argentina


NO SÉ NI CÓMO, NI POR QUÉ, NI CUÁNDO

No sé ni cómo ni por qué ni cuándo
llegó a mi soledad mientras dormía,
una lejana voz que me decía:
no desesperes de seguir amando.
(No sé ni cómo ni por qué ni cuándo)

Entonces tuve que seguir luchando,
navegar en la luz de un nuevo día
y alcanzar en la eterna travesía
la otra soledad que estoy buscando
(No sé ni cómo ni por qué ni cuándo.)

En las hojas del viento, suspirando,
tu claro nombre me llegó cantando
y al quebrarse en el aire, repetía:
No te mueras aún. Sigue soñando.
Tu mirada de mí se fue alejando
y en los siglos del tiempo se perdía.
No sé ni cómo ni por qué ni cuándo.

Llegó a mi soledad mientras dormía
la otra soledad, que me decía:
No te mueras aún. Sigue soñando.
No sé ni cómo ni por qué ni cuándo.

4 comentarios:

  1. Hace muchos años, cuando mi papá falleció encontré este poema entre sus papeles. Lo guardé celosamente pq él no era una persona romántica y siempre me sorprendió q recortara del diario un texto como este. Hasta hace poco lo tuve conmigo, pero con el tiempo se le había roto el pedacito con el nombre de la poesía y del autor... Sólo recordaba las primeras palabras... Ahora, buscando en Google, LO ENCONTRÉ TODO Y CON EL NOMBRE DEL AUTOR TAMBIÉN! Gracias a María José Belautegui por haberlo publicado!


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. GRACIAS POR HABER ESTADO EN NUESTRAS VIDAS, te seguiremos amando.

      Eliminar
    2. GRACIAS POR HABER ESTADO EN NUESTRAS VIDAS, te seguiremos amando.

      Eliminar
    3. GRACIAS POR HABER ESTADO EN NUESTRAS VIDAS, te seguiremos amando.

      Eliminar