ANGELA MARTINEZ GUERRA

Cuba


METAMORFOSIS

Ya no soy yo. Ya no soy más aquella

que azotaba de besos el recuerdo;
aquella que ocultaba el sabor de las lágrimas
aprisionando mi dolor en versos...
que doblando en un rictus de tristeza los labios
húmedos de deseos,
pretendía apagar con un suspiro
la llama de lo eterno.
No soy la que rompía en clamores las noches
por temor al silencio...
No, ya no soy esa. Porque tú estás en mi
ya no tengo que serlo.
Ahora soy otra... La que tú querías...
Repercusión de brisas en el viento,
vibración infinita de tu canto
en la hora que detuvo el tiempo.
Ahora vengo repleta de esperanzas,
con los dedos orlados de luceros,
con un rayo de luz sobre los ojos,
ansiosa de vestirte con mis besos...
Con un grito rojizo entre las carnes
como un crepúsculo de fuego lento.
Por eso, al contemplarme entre tus brazos
y sentir en mi cuerpo que te tengo,
he formado con todos mis anhelos
un rincón bien callado, bien adentro,
para morder la sombra de tu pena
y guardarla en mi pecho,
encontrando refugio a mis caricias
en la noche distinta de tu pelo...
Ya no soy yo. ¿No sientes que soy otra?
¡Ahora estoy enredada entre tus besos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada