VADIM SHERSHENEVICH


"Soy el último imaginista"
V. Shershenevich

ÍNTIMO 


Me acostumbré a Su comedor de tono castaño oscuro,
al té de la tarde, al sonido del cristal,
a las tazas blancas y al ladrido del perro.
Siempre estoy con Usted por las tardes.
¡Todo es tan agradable! A veces triste.
Desde la ventana veo a la lejana iglesia.
El caos de la armonía de múltiples tonos.
El sonar del teléfono en el cuarto contiguo. 
Y el aire canta: "¡mirá, mirá,
como cerraron silenciosamente las puertas, las cortinas!"
En las habitaciones sopla la niebla del amor,
¡me es tan familiar este sofá abigarrado!
Acá conocí por primera vez la intimidad;
la trajo Su sala clara.
Y entendí que todo lo otro - es un error,
que el sol - es la sonrisa de los niños ingenuos,
que el corazón caza la respuesta en las estrellas,
que yo soy un tonto, un tonto poeta.


1910


No hay comentarios:

Publicar un comentario