ALEKSANDR GÁLICH


Yecaterinoslav, (Dniepropetrovsk) Rusia, 1918-París, 1977

EL SIGLO ACTUAL Y EL QUE PASÓ


Al comprender lo inútil de las justificaciones
y saber que la ignominia es la oscuridad completa
y no hay salida,
nuestros antepasados a la hora
de la muerte escribían agónicas cartas
y después de orar:
«por los siglos de los siglos…»
se encerraban con llave y la pistola a la sien.
¡Pero, para nosotros, el honor, la superstición y el diablo
son espacios desconocidos!
¡Y para nosotros, el homenaje y la estima
por lealtad a la común infamia!
¡Y nosotros mecemos a los nietecitos,
y asistimos a las asambleas,
y nuestras voces de soprano resuenan
cada vez más pulcras!..

No hay comentarios:

Publicar un comentario