PALLADA OLÍMPOVNA


Rusia, 1885-1968

Era yo la que con sumisión inusitada,
obediente y sin objeciones, iba hacia usted.
Con paciencia atendía sus mentiras,
¿no era acaso su sirvienta? 

Yo sacié su ansia 
con la última copa de mis pasiones, 
y ocultando los celos vigilé, 
que otras miradas no se cruzaran con la mía.

Pero si ya no le satisface mi entrega, 
y si no lo embriaga el arte 
de los encantos de mi amor, 
que su muerte hiera mi corazón de muerte.

http://animalesenbruto.blogspot.com/search/label/Pallada%20Ol%C3%ADmpovna

No hay comentarios:

Publicar un comentario