LUCIO MUÑIZ



Treinta y Tres-Uruguay, 1939

DE NO OLVIDAR

Y tu recuerdo, permanecido,
me está diciendo, me está diciendo,
que no hay olvido.

Breve es mi canto, que no te olvida,
piel y latido, piel y latido,
sombra encendida.

Siento en el alma como puñales,
filos metidos, filos metidos,
en manantiales.*

Ya no te espero, nada me explico,
madero muerto, madero muerto,
te crucifico.**

¿A qué has venido? Vuelve al pasado,
déjame solo, déjame solo,
¿Quién te ha llamado?

Siento en el alma como puñales,
filos metidos, filos metidos,
en manantiales.


No hay comentarios:

Publicar un comentario