LUISA DEL VALLE SILVA


Barcelona-Edo Anzoátegui-Venezuela, 1896


ANDAR

Andar, andar, sin objeto, sin rumbo,
que se enrosque el cansancio como sierpe en mi cuerpo.
Andar, andar, hasta quedar rendida
y dormir en la noche con un sueño sin sueños.

Cruzar calles apretadas de gente
donde aturden mil ruidos y estorban las miradas,
o calles silenciosas y vacías
donde, como un escándalo, resuenan las pisadas.

Caminar, engañando a cada paso
al anhelo que pide ir donde el alma quiere.
Cargar con este anhelo a todas partes
sin lograr nunca que su rumbo encuentre.

Andar...Mientras en loco remolino
el pensamiento se abre caminos ignorados:
galerías fantásticas, túneles de misterio
abiertos al ensueño lejano.

Andar...hasta que fatigue sus aspas
la inquietud que golpea sobre mi alma y mi cuerpo.
Andar...Andar...hasta quedar rendida
y dormir en la noche con un sueño sin sueños.

(de Humo, 1926-1929)

REGRESO

Vengo de muy lejos...
de no sé qué país...
Vengo de regreso de un sueño...
¿Podré acaso volver a vivir?

Regreso de un sueño...
dejadme en silencio llegar...
¡Qué dura es la piedra negra de la orilla!
¿Qué blando, qué azul es el mar!

Regreso de un sueño...¿Qué traigo?
Traigo...¡qué se yo!
Unas veces pienso que traigo un tesoro
y otras que el tesoro jamás existió.

Regreso...No conozco a nadie...
Nadie me conoce...¿Cuánto ha que partí?
Hay que caminar por la tierra de nuevo...
¡volver a vivir!

(de Humo, 1926-1929)

LUZ

Han caído muchas vendas de mis ojos,
azules, rosadas,
vendas de muchos colores
que la vida me desdibujaban.

Buscando belleza
vagaban mis ojos
por entre una niebla de ilusiones,
y un vapor de sueños lo empañaba todo.

Ahora mis ojos desvendados,
abiertos, sólo quieren mirar
de frente la luz, aunque hiera...
Ahora sólo buscan Verdad.

(de Luz, 1930-1940)

No hay comentarios:

Publicar un comentario